domingo, 26 de abril de 2009

Ep 27: Busca el Lado Positivo

El episodio de hoy se trata de ver el lado positivo de las cosas. No se trata de ser andar por la vida como un pajarito, de andar en negación acerca de las cosas negativas a nuestro alrededor, de ser insensible frente a la desgracia de otros en nuestro entorno. Se trata de ser capaces de enfocarnos en lo rescatable de lo que nos pasa, en lo que nos sirve para crecer, en lo que aprendemos, en lo que ganamos y no en lo que perdemos.

En el mundo, a nuestro alrededor, en nuestra vida pasan cosas que quisiéramos que no pasaran, eso no lo podemos negar. El dolor existe, la pena, el sufrimiento, son reales. No estoy diciendo que los obviemos y hagamos como si no existieran, que nos hagamos inmunes a ellos y nos volvamos personas disociadas, adormecidas, como zombis felices. Esas experiencias están ahí para que podamos valorar las opuestas. Todos sabemos que la vida está llena de ciclos, las etapas de la vida, la muerte, las estaciones del año, las mareas, las ondas electromagnéticas, la respiración, las acciones en la bolsa, los cultivos en el campo, todo es cíclico. Es necesario que el agua se condense y suba al cielo y forme nubes para que pueda llover y luego evaporarse de nuevo y volver a realizar el mismo ciclo; el dia y la noche, la rotación de la tierra etc.

El punto es que no es necesario realmente ver o interpretar ciertas experiencias como negativas. Ya sé que hay cosas que pasan y son horribles y no quiero ser insensible ni minimizar tu dolor. Pero si toda tu vida fuera permanentemente feliz, no lo valorarías! No sabrías apreciar los momentos felices!

Para mí en todo caso, hay 2 desafíos:

1) Buscar el lado positivo en todas las situaciones que nos pasan, o en las que estamos inmersos día a día. Parece ser que es mucho más fácil ver el lado negativo de las cosas, pero recuerda que en lo que te enfocas, se expande. Por lo tanto, si te enfocas en lo negativo, vas a empezar a ver sólo cosas negativas. Es como cuando te compras un auto nuevo, y de repente, ves en la calle que está lleno del mismo modelo de auto. O si esperas que en un restaurant o en una tienda te atiendan mal, lo más probable es que recibas mala atención. O si un día de lluvia te mojas y pasas frío y estás seguro de que te vas a resfriar, lo más probable es que te resfríes. En lo que te enfocas, se expande. Atraes aquello en lo que piensas. Por el contrario si te esfuerzas por ver el lado bueno de las cosas, de las personas, de las situaciones, lo más probable es que descubras más cosas buenas de las que esperabas. A mi me pasa a veces en el trabajo. Cada cierto tiempo como que me empiezo a aburrir, y empiezo a ver todas las razones por las cuales no me gusta mi trabajo y cada vez encuentro más y más. Pero si paro y enumero todas las razones por las cuales tengo que estar agradecida de mi trabajo, empiezo a encontrar más razones por las cuales me doy cuenta de que en realidad me gusta! Un truco para ayudarte a enfocarte en lo positivo, que a mí me funciona muy bien es: No ver noticias. Desde enero de este año (2009) dejé de ver los noticieros en la televisión y de leer los diarios; y la verdad es que ya casi no veo televisión en general. Nunca he dejado de enterarme de las cosas importantes porque siempre hay alguien que me cuenta. De pronto encontré que tenía mucho tiempo (que antes siempre se me hacía escaso) para hacer muchas cosas que tenía pendientes desde hace mucho tiempo (como este podcast). Y nunca he sentido que no tengo tema de conversación por no estar “actualizada”, al contrario, como ahora tengo mucho más tiempo para aprender de las cosas que me interesan, tengo más tema de conversación de esas cosas que son de las que más me gusta hablar en primer lugar.

2) El segundo desafío es un poco más profundo para mí. En el primero lo que intentamos es ver el lado positivo de las cosas, personas y situaciones. Pero la verdad es que no es necesario clasificar nada como bueno o malo, como positivo o negativo. Estamos en la vida, en el mundo para vivir la vida, para experimentar todo lo que trae, para vivir las experiencias que unidas una tras otra son la vida. No es necesario clasificarlas como buenas o malas, porque a veces y estoy segura de que a muchos les ha pasado, algo que en un principio veíamos como “malo” o “negativo”, más adelante se transforma en algo “positivo”, decimos que al final fue para mejor. Qué podemos concluir de esto? Que en el momento en que nos pasan las cosas, en realidad no sabemos si más adelante va a ser para mejor, entonces, para qué deprimirse ahora!? Una técnica útil es preguntarse si eso que vemos como malo y que nos hace “sufrir” va a ser relevante en 5 años más? Va a importar incluso en 6 meses más? Al poner en perspectiva lo que nos pasa a veces nos damos cuenta de que en realidad, no es tan grave.

Hay una historia que a lo mejor la conocen pero se las quiero leer acá para apoyar esta idea de que las experiencias no son necesariamente ni buenas ni malas intrínsecamente. A mí me llegó hace tiempo por mail, se llama “Buena suerte, mala suerte, ¿Quién sabe?”, acá va:

"Una vieja historia habla de Lee, un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día el caballo escapó hacia las montañas. Para los vecinos de la comunidad eso era una desgracia. Se acercaron a Lee para condolerse y este les replicó: ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe? Unas semanas después el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos salvajes. Ahora Lee tenía muchos caballos. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Este les respondió: ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?

Tiempo después, cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una tragedia. No así el labrador quién se limitó a decir: ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?

Unas semanas mas tarde estalló la guerra, el ejército entró al poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo de Lee con la pierna rota lo dejaron tranquilo. Los vecinos vinieron al felicitarlo por su buena suerte. Con su acostumbrada serenidad comenta: ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?"

Todo lo que a primera vista parece un contratiempo puede ser un disfraz del bien. Un refrán dice: no hay mal que por bien no venga y un pensamiento japonés que dice: detrás de toda adversidad hay una bendición escondida. Aceptar lo que no podemos cambiar es más saludable que quejarnos. Fluir y no resistir. Finalmente, ¿qué es bueno y qué es malo?

Por ahora te dejo, hasta la próxima, y como siempre buen viaje!

PS: les recuerdo que pueden escribirme a larutadelavida@gmail.com o acá mismo en el blog.

jueves, 23 de abril de 2009

Ep 26: El Valor de Ser Único

El nombre de este episodio tiene intencionalmente dos significados. Por un lado, quiero hablar de lo valioso que es ser único, y por otro lado de lo valiente que hay que ser para ser único.

Pero qué significa “ser único”? Para mí significa ser honesto con uno mismo, ser tal como a uno le gusta ser o como a uno le gustaría ser, respetarse uno mismo, con sus defectos y sus virtudes, sus habilidades y sus dificultades, sueños y miedos, en otras palabras, es hacerse cargo del “animal” que uno es y llevarlo a su máximo potencial. Y para hacerse cargo del animal que uno es, primero hay que conocerlo, aceptarlo, quererlo, ser bueno con él, para poder llevarlo a este animal a ser el animal que uno quiere que sea.

Esto puede ser un poco confuso. Como que puede dar la impresión de que el tratar de ser de cierta manera no es auténtico, pero yo te diría que sí. Por ejemplo, si tu eres más bien flojo, y te cuesta ponerte en movimiento, tomar acción, ser único no se trata de conformarte con eso, y enorgullecerte y no querer cambiar o mejorar. Se trata de reconocer ese aspecto en el cual uno quiere mejorar y mejorarlo. Pero porque uno quiere, no para darle en el gusto a nadie, no para parecerse a nadie ni para ser distinto de nadie. Para mí no se trata de esforzarse por ser diferente al resto, ni tampoco esforzarse por ser igual. Cualquiera de estas dos opciones me parecen híper agotadoras y poco auténticas, irrespetuosas con quien realmente eres y quieres ser.

Este tema se relaciona mucho con los que ya hemos hablado acá en la Ruta, como por ejemplo, cómo nos puede afectar la opinión de otros (episodio 2), cómo la opinión de otros puede hacer que actuemos de manera diferente a la que quisiéramos, cómo puede hacer que incluso nuestros objetivos en la vida no nos reflejen realmente a nosotros, sino que reflejen más lo que los otros esperan de nosotros.

En el episodio 3 hablábamos de qué es lo que realmente quieres para tu vida. Y lo que realmente quieres debiera ser algo que refleje tu manera única de ser. En el 6 y en el 7 hablábamos de la gratitud y de la felicidad. Yo desde chica me sentía un poco rara, como que a veces sentía que no encajaba (como todos los niños y adolescentes probablemente) y me odiaba por eso, por no ser como el resto. Ahora he aprendido a que no me preocupe a agradecer esas cosas por las que me sentía diferente y a disfrutar todas esas cosas que me hacen única, a sacarles provecho.

En el episodio 8 hablábamos de explotar tus talentos, aquellas habilidades que te hacen ser tú. Nadie en el mundo tiene el mismo conjunto de habilidades que tienes tú, tú eres la única persona que tiene tus habilidades. Eso es una responsabilidad tremenda! En ese episodio hablábamos de que no se deben desperdiciar esos talentos que se hacen único. En el 14 hablábamos de que te enamoraras de TI, del ser único y maravilloso que eres. Y en el 17, de ir tras TUS sueños, esos sueños que son solo tuyos.

También cuando hablamos de poner límites, esos límites te hacen único, son algo muy personal y cada uno los pone donde quiere o más le acomodan. En general, la mayoría de los episodios se pueden relacionar con lo valioso que es ser único, pero no hemos hablado realmente de lo valiente que hay que ser para ser único. De lo que yo he visto, por lo general la gente ya sea que trata de ser igual que el resto o diferentes que el resto. Casi todas las modas se basan en esto. Y es que ser único no siempre es fácil, en términos de tu interacción con el medio. Por eso digo que se requiere tener valor para ser fiel a uno mismo. Pero la recompensa es inmensa. No es fácil, pero vale la pena. Yo creo que se nota, cuando tratas de ser como el resto, pero solo para encajar, o cuando tratas de ser diferente, solo por el hecho de ser diferente, por rebeldia, se nota. Y casi siempre es por miedo al rechazo, a que no le agrademos a alguien; o como mecanismo de defensa frente al rechazo, pero es miedo al rechazo de todos modos.

No me gusta ser autorreferente, pero igual lo digo por experiencia propia. Yo quise durante mucho tiempo encajar, ser como los demás. En el colegio me sentía un poco extraña (probablemente como todos los adolescentes), y soñaba con ser igual al resto, era un poco nerd, me gustaba estudiar, etc. Pero de a poco comencé, ya en la universidad a sentirme más cómoda con mi propio animal. Y lo entretenido es que cuando empiezas a desarrollar tus caracteristicas propias y únicas la gente a tu alrededor responde, te vuelves más interesante.

Ahora lo importante que hay que tener claro es que siempre puede haber gente a la que no le agrades. Y es necesario aceptar desde ya este hecho. No puedes agradarle a todo el mundo. A todos nos gusta caer bien y que nos quieran, pero no es posible agradarle a todo el mundo. Cuando buscamos ser como el resto, igual puede que no le agrademos a alguien. No sacrifiques tu singularidad por querer agradarle a todo el mundo, que en realidad es imposible.

La invitación de hoy es a que explores tus singularidad, que te observes, te escuches, te preguntes, te mires, y descubras cuales son esas caracteristicas, habilidades, gustos, preferencias, costumbres, gestos, etc, todas esas cosas que son propias tuyas, y que no tienen que ver las expectativas de los demas. Se único: si la gente no cree que estás loco, no estás haciendo las cosas bien. Recuerda que eres único, al igual que todas las demás personas!!!

miércoles, 15 de abril de 2009

Ep 25: La Manera en que Hablas (y Piensas), ¿te Limita?

Hace tiempo que tenía ganas de hacer un episodio de este tema y no había encontrado la manera de abordarlo. Hace unos días, encontré un artículo en internet que se llamaba “Are your words limiting your success in life?”, “¿Tus palabras están limitando tu éxito en la vida?” y me ayudó a darle forma a este episodio. El artículo obviamente está en inglés, pero de todos modos voy a dejar el link http://www.healthmoneysuccess.com/348/words-successful/ para el que quiera pegarle una leída, que está bien bueno.

Pero bueno, la idea principal para mí, con respecto a este tema, es que algo que decía frecuentemente un coach con quien tuve la suerte de trabajar cuando estaba en la universidad y es que “El habla, habla”. A qué me refiero, con esto? El “habla”, es decir, la manera como nos expresamos verbalmente (o como pensamos, es decir, nuestro diálogo interno), “habla”, es decir, dice mucho, acerca de nosotros mismos, de cómo nos planteamos en cada situación, de que posibilidades vemos como reales, de qué opinamos acerca de nuestras capacidades. Podríamos distinguir 3 situaciones: cuando hablamos de otros, cuando hablamos de nuestras circunstancias y cuando hablamos de nosotros mismos.

En especial, cuando hablamos de otros es un súper buen ejemplo, de cómo cada vez que hablamos, hablamos de nosotros mismos. Cuando juzgamos a otros, o decimos algo de otros, en realidad no definimos a esa otra persona, sino que nos definimos a nosotros mismos. Por ejemplo, si yo digo que Rodrigo es antipático, en realidad estoy diciendo que a mí me desagrada la forma de ser de Rodrigo, puede ser a a otras personas les agrade Rodrigo, por lo tanto ser antipático no es una característica de él.

Cuando hablamos de nuestras circunstancias, “la espera en la fila en el banco me arruinó el día”. No estamos hablando de la espera, ni de la fila, ni del banco, estamos hablando de nosotros, ya sea que somos impacientes, o que teníamos que hacer otras cosas que no alcanzamos a hacer, o que llegamos a tarde a otro compromiso con otra persona a la que no le queríamos fallar. Pero somos nosotros quienes le otorgamos poder a un hecho externo para arruinarnos el día! O sea, es tú día, no dejes que nada ni nadie lo arruine, tu puedes elegir como te lo vives, recuerdas?

Cuando hablamos de nosotros mismos, lo típico es cuando la gente dice: “yo soy así, es mi forma de ser, ya no voy a cambiar”, ¿quién no ha escuchado esto? Sobre todo la gente más mayor lo dice. Pero lo que realmente están diciendo es “no quiero cambiar” o “no confío en que tengo la capacidad de cambiar”. Qué distinto sería si dijeran, “me gustaría poder cambiar este aspecto de mi personalidad, pero no sé como hacerlo, tal vez voy a pedir ayuda”. Otras veces, sencillamente decimos “no puedo”. “No puedo buscar un mejor trabajo”, “no puedo volver a estudiar”, “no puedo salir de vacaciones”, “no puedo bajar de peso”, “no puedo cantar”, etc. Qué pasaría, que opciones se abrirían en nuestra vida si dijeramos “Voy a encontrar la manera de… “?

Muchas veces hemos hablado del “tratar” o “intentar”. Con cuanta frecuencia usas las palabras “voy a tratar”? Las usas como un sustituto al decir que “NO”, porque aun te sientes incómodo diciendo que no? Entonces dices “voy a tratar” con absolutamente ninguna intencion de hacer lo que supuestamente vas a tratar? Por ejemplo, tu mejor amigo te invita a una reunión del club del libro del mes, tu odias leer, pero para no herir sus sentimientos dices: “voy a tratar de ir, no te prometo nada pero voy a hacer lo posible”, cuales son las probabilidades de que vayas? Cerca del 0%, no? Si dices “seguro, ahí estaré”, cuales son las probabilidades de que vayas, cerca del 100%, verdad? Te das cuenta de que la manera en que hablas configura espacios de posibilidades en tu vida? No es trivial la forma de expresarse! Puede ser que utilices el “voy a tratar” no como una forma disfrazada de decir que NO, sino que como un seguro, un colchón para protegerte del “fracaso”, cuando no estás seguro de que tienes las habilidades para hacer algo, cuando desconfías de tu capacidad.

Está bien tener un poco de desconfianza para hacer algo, sobre todo si nunca lo has hecho antes, obviamente no puedes estar seguro si es tu primera vez haciéndolo, si no, no sería un desafío. Pero es muy diferente tu compromiso si sólo eliges las palabras adecuadas y sobretodo si declaras tu compromiso a alguien. Por ejemplo, si le dices a tu familia “voy a tratar de bajar 5 kilos antes de mi cumpleaños”, cuales son las probabilidades de que los bajes? De que te comprometas con las actividades necesarias para lograrlo (dieta, ejercicio, etc.)? Cerca de 0% diría yo. Qué pasaría si sólo cambiaras las palabras y dijeras “voy a bajar 5 kilos antes de mi cumpleaños”, cual es tu nivel de compromiso? Cuales son las probabilidades de que lo logres? Seguro que existe la posibilidad de que no llegues a bajarlos todos, pero cuales son las probabilidades de éxito, sólo por cambiar las palabras… mucho mayores que 0% diría yo… ves a que me refiero?

Por ejemplo, yo estuve tentada de frasear mi objetivo como “voy a tratar de correr una maraton este año”, porque claro, nunca lo he hecho, no soy particularmente atlética, aun no se qué me va a decir el médico, aun haciendo todo lo necesario, igual no hay garantía de que lo logre, pero las probabilidades de éxito al decir “voy a correr la Maratón de Chicago este año”, son mil veces mayores que si dijera “voy a tratar” cuando tratas y encuentras los primeros obstáculos, que si tu objetivo es suficientemente grande vas a encontrar muchos, es muy fácil abandonar y decir “traté, hice lo mejor que pude”, pero en realidad, disculpa que te lo diga, nunca estuviste realmente comprometido con ese objetivo.

Quiero compartir acá una anécdota que está en el artículo que mencioné al principio. Primero que todo, que responderías si te pregunto ¿puedes tocar piano? (si tocas piano reemplázalo por otro instrumento). Esta anécdota es de Charlie Munger, uno de los hombres más ricos del mundo, y quien siempre ha estado seguro de poseer muchas habilidades y que se expresa siempre con palabras propias de un hombre de éxito. Él estaba con otra gente en un evento y había un pianista tocando. Uno de sus amigos le preguntó casualmente si él podia tocar el piano. Cual fue tu respuesta cuando te pregunté al principio de la anécdota? Sin saber realmente, es muy probable que haya sido “no, no sé tocar el piano”, pero Charlie contestó “No lo sé, nunca lo he intentado”.

Sus palabras reflejan su creencia de que tiene el potencial de hacer cualquier cosa, y adivina qué… todos tenemos ese potencial, puede que nos cueste más o menos, pero lo tenemos, y mientras no hayamos probado, no podemos saber si tal vez tenemos un talento inexplorado. La gente más exitosa se expresan con palabras que los empoderan en lugar de limitarlos.

Eres consciente de las palabras que eliges cuando hablas o cuando piensas? Muchas personas van a decir que esto es un detalle, que estoy exagerando tal vez, pero te digo que en verdad es importante y en verdad puede hacer la diferencia entre tu crecimiento y tu estancamiento, que andes de victima por la vida o que te hagas cargo, que tengas millones de opciones abiertas para ti, o que no tengas elección.

El desafío de este día y de esta semana y ojalá lo pudieras incorporar permanentemente a tu vida: observa la manera cómo te expresas…. Observa las palabras que eliges, te abren posibilidades, o te las cierran?

Comparte por favor tus reflexiones en la sección de comentarios de este blog, te invito a que lo hagas, porque esto se trata de ayudarnos entre todos y tal vez tu experiencia le puede servir a otra persona. Los comentarios que puedes hacer tú pueden hacer que este mensaje sea mucho mas potente.

Ahora me despido hasta la próxima, observa tus palabras, modifica las frases limitantes, que empieces con mucha energía esta semana, y como siempre buen viaje!

sábado, 11 de abril de 2009

Ep 24: Tu Pasado NO Determina tu PRESENTE (ni tu Futuro)

El tema de en realidad viene a reforzar las ideas que hemos ido comentando en otros episodios, como la Perseverancia, Elegir ser Feliz hoy, Perdonar, etc.

A qué me refiero con esto. Yo creo que muchas veces, muchas más veces de las que sería deseable, dejamos que nuestro pasado determine nuestro presente. Vivimos como atrapados por cualquiera sean las experiencias que nos han tocado vivir y las revivimos constantemente; de esta manera les permitimos extender su influencia a nuestro presente permanentemente.

Citas E. Tolle relacionadas con el pasado:
  • “Hay dos niveles para tu dolor: el dolor que creas ahora, y el dolor del pasado que continúa viviendo en tu mente y cuerpo“
  • “Nada ha ocurrido nunca en el pasado que pueda impedir que estés presente ahora, y si el pasado no puede impedir que estés presente ahora, entonces, qué poder tiene?”

Somos nosotros quienes le damos poder a nuestro pasado, a nuestras experiencias, a nuestros dolores del pasado, para que sigan afectando nuestro presente. El poder no es inherente a esas experiencias, nosotros se lo damos.

Yo sé que puedes estar pensando que no te conozco y que no tengo idea de las cosas terribles que te han pasado… es verdad que no te conozco, que puedo decir ante eso. Tu tampoco me conoces y te aseguro que también me han pasado cosas que hubiese preferido tal vez no vivir. Y he dejado que afecten mi presente demasiado tiempo. Y no le deseo eso a nadie. Porque se puede, se puede decir basta! No más!

Se puede incluso llegar a agradecer todas esas experiencias, porque te han hecho quien eres hoy. Yo agradezco lo que he vivido, las experiencias que la vida me ha dado porque me han hecho quien soy. Me han llevado a ser quien soy, pero no determinan quien puedo ser o quien puedo llegar a ser.

Les voy a dar un ejemplo mio en particular, que de cierta forma me llevó a elegir este tema para hoy. Yo desde chica, nunca fui deportista. No era lo mío. Me costó mucho aprender a saltar la cuerda, porque era tan descoordinada! A andar en bicicleta debo haber aprendido como a los 13 años, porque era muy torpe. Mi papá tuvo mucha paciencia, hay que decirlo. En el colegio me iba tan mal, tenía tan malas notas, que mi mamá prefirió conseguirme un certificado médico para eximirme de Educación Física, de manera de que mis malas notas no perjudicaran mis posibilidades de entrar a una buena universidad. Luego, cuando entre a una buena universidad, en el primer semestre aprobé todos los ramos, menos educación física! Bueno, yo creo que las razones para mis pocas habilidades deportivas son varias, pero principalmente yo diría que crecí muy desconectada de mi cuerpo, muy desintegrada de él. Ahora no hace mucho, desde que estoy en este camino, he comenzado a trabajar eso, a integrarme, a quererlo, a reconocerlo. Es un proceso y recién empezó. Y me ha ayudado a darme cuenta cómo ciertas vivencias del pasado pueden afectar las posibilidades que uno ve como reales en el presente. Uno puede creer que ciertas experiencias son o no posibles para uno en el presente basándose en experiencias del pasado. Y yo creo que no es así! Y estoy dispuesta a demostrarlo! Bueno esa es la razón de mi decisión que ya les he comentado antes de correr la Maratón de Chicago este año. Es una manera simbólica de demostrarme a mí misma que mi pasado NO determina mi presente. Como ven es un desafío grande! No es como para cualquier deportista o maratonista, para mí es un gran desafío! Y como les decía es una manera simbólica de demostrar que todo lo que creía imposible basándome en mi pasado en todo aspecto, no tiene por qué serlo! Aprovecho de contarles que estoy escribiendo un blog sobre mi experiencia y entrenamiento para la maratón, el nombre del blog es el mismo de este episodio y la dirección es chicagomarathon2009.blogspot.com, hay un link en la sección de enlaces de La Ruta, por si alguien quiere pasar (es bilingüe, por si acaso).

Bueno, pero esto se trata de ti, sólo quería dar un ejemplo. De qué formas tu pasado esta determinando y peor aún LIMITANDO tu presente? Recuerda que cuando tu naciste, eras un libro en blanco, infinitas posibilidades, todas las opciones abiertas. A ninguno de ustedes, cuando nacieron, el doctor les diagnosticó “malo para los números”, “no va a poder cantar”, “mmmh dificultades para hablar en público”, “uff, pésima para los deportes”, “tímido”, NO! Todos nacimos con el potencial de hacer o llegar a ser cualquier cosa!

Lamentablemente, en el camino y debido a ciertas experiencias, podemos haber aprendido erróneamente que no podíamos hacer algo. Una amiga me contaba que cuando niña quería participar en la obra de teatro del colegio. Se aprendió todos los diálogos del rol que quería interpretar, y sus papás nunca la quisieron llevar a las audiciones porque tenían miedo de que hiciera el ridículo. Estoy segura de que no lo hicieron con mala intención, pero esa experiencia la marcó profundamente! Lo bueno es que ahora se da cuenta, y entiende el po rque y puede trabajar para superarlo.

Qué cosas siempre has querido hacer y no has hecho porque crees que no sirves para eso? Recuerda que te han hecho creer que tu no sirves para eso, pero no tiene que ser así. Tal vez intentaste algo solo un par de veces y como no te resultó, llegaste a la conclusión de que no podías, pero tal vez te diste por vencido justo antes de llegar a lograrlo. Si algo es realmente importante para ti, no dejes que tu pasado determine tu presente!!!

Este fin de semana, si tienes la posibilidad, piensa en todas esas cosas que te gustaría hacer y que crees que no tienes las habilidades necesarias o que no sirves… elige una de ellas y demuéstrate que eres capaz de CUALQUIER COSA QUE TE PROPONGAS!!!

Les recuerdo que pueden escribirme a larutadelavida@gmail.com o acá mismo en el blog, comentarios, sugerencias, etc.

Ahora los dejo, disfruten el presente, disfruten el fin de semana, pásenlo bien, hasta el lunes y como siempre buen viaje!

miércoles, 8 de abril de 2009

Ep 23: 50 Recetas para ser Desdichado

Bueno, el nombre del episodio de hoy “50 Recetas para ser Desdichado” seguro te va a sonar un poco extraño, porque lo que buscamos acá son recetas para todo lo contrario, no? Pero por ahora voy a hacer una excepción para hablar justamente de cómo ser infeliz.

Se trata de un artículo que apareció en en el blog HealthMoneySuccess.com y un amigo lo puso en un foro. Lo encontré tan bueno, que como mi compromiso es compartir con ustedes lo que encuentre útil para mí, decidí hacer un episodio de este podcast con este tema. Lo que me pasó a mí fue que al leer estas recetas para ser desdichado, me sentí identificada en muchas de ellas. Soy culpable de por lo menos 10 de ellas!!! Inconcientemente tal vez, en la mayoría de los casos, pero esa es la idea. Ayudarte a que tu también te des cuenta de cuales de estas cosas haces y que te ayudarán sin duda a ser más infeliz. Este es el link a este artículo que está en inglés: http://www.healthmoneysuccess.com/892/50-ways-to-make-yourself-miserable/

Entonces la idea es describir comportamientos que NO tenemos que realizar, ok?

Acá van las 50 Recetas para ser Desdichado:
1. Compárate frecuentemente con otras personas (en especial con otros a quienes consideres más exitosos que tú).
2. Menospréciate
3. No creas en tus sueños, o cree que sólo van a ocurrir mientras duermes.
4. Di SI a todo el mundo y a todo lo que te pidan.
5. Trabaja en algo que odias.
6. Reclama por todo.
7. Reclámales por todo a tus amigos.
8. Sospecha de todo (no confíes en nada).
9. Cuenta tus problemas (mantén una cuenta).
10. Alberga pensamientos negativos.
11. Trata de complacer a todo el mundo y deja que todos te pasen por encima.
12. Piensa constantemente en el pasado.
13. Piensa constantemente en el futuro.
14. Enfócate en todo lo que no tienes.
15. Enfócate en todo lo que no quieres.
16. Mantén la necesidad de ser validado por otros constantemente.
17. Piensa en todo lo que podría salir mal en tu vida.
18. Ponte celoso con facilidad.
19. Envidia lo que tienen otros y no agradezcas nunca lo que tu tienes.
20. Imita a otros por carecer de confianza en tí mismo.
21. Ten baja autoestima y preocupate de no agradarles a otros.
22. Piensa que el mundo gira a tu alrededor.
23. Juzga a otros.
24. Absorbe todas las malas noticias de los diarios y de la televisión todos los días.
25. Come comida chatarra.
26. El ejercicio es tu peor pesadilla.
27. Cree que las cosas sólo funcionarán a tu manera.
28. No aceptes la opinión de otros.
29. No duermas lo suficiente.
30. No tengas objetivos en la vida.
31. Preocúpate constatemente de que el cielo se puede caer.
32. Planifica, pero nunca actúes.
33. No planifiques.
34. Siente que toda la gente a tu alrededor son unos idiotas.
35. Piensa que la vida no tiene sentido
36. Sé la persona “SI”. Si mi padre fuera el presidente, entonces yo sería exitoso. Si ___ entonces yo sería ___ (rellena los espacios).
37. La lotería es la única manera de tener éxito.
38. Trata de controlar todo lo que no puedes controlar.
39. Ten la expectativa de que te valoren.
40. Ten la expectativa de que otros estén agradecidos de ti.
41. Nunca olvides una crítica que te hayan hecho.
42. Odia a la gente exitosa a tu alrededor.
43. Elude tus responsabilidades.
44. Recibe, pero nunca des.
45. Haz sólo cosas fáciles.
46. Trabaja más de la cuenta.
47. Nunca perdones.
48. Nunca des tu mejor esfuerzo en las cosas que haces.
49. Sé perfeccionista.
50. Elige ser desdichado, infeliz.
51. Yo agregaría llénate de problemas, si no tienes problemas propios, haz tuyos los problemas de otros.

De cuántos de estos comportamientos te declaras culpable tú? Me imagino que de más de alguno. Obviamente la idea es provocar un poco y finalmente hacernos conscientes de que hacemos cosas que inequívocamente nos llevarán a no ser felices, a no vivir la vida de nuestros sueños. Y la receta para sí vivirla es hacer lo contrario.Recuerda además que las emociones son contagiosas, por lo que si nosotros andamos mal, lo más probable es que propaguemos esta infelicidad, este pesimismo a nuestro alrededor. Y al revés, si andamos felices, esa felicidad de propaga a nuestro alrededor!

Ahora, yo sé que no es fácil cambiar algunas de estas conductas y ya hemos hablado de qué es fácil y qué es difícil. Fácil es lo que sabes y difícil lo que no sabes. Pero sabes qué? El sólo hecho de ser consciente, de identificarte con algunas de estas conductas ya es el primer paso. Yo aprendí de JB Glossinger la técnica de usar una pulsera de goma, un elástico (como esos para tomarse el pelo), lo que sea, algo en tu mano para que cada vez que me sorprendo con algunas de estas conductas, o con pensamientos negativos, o con un diálogo interno negativo acerca de mí o de mi entorno o de otras personas, me “castigo” con este elástico. Es una cosa simbólica, no es un azote ni tiene que doler ni mucho menos. Pero así se va reentrenando el cerebro, los hábitos se van rompiendo.

El primer paso, leer la lista y ser consciente de en donde te identificas. Segundo paso, conseguirse un elástico para usar en la muñeca y cada vez que nos sorprendamos con esa conducta o pensamiento, nos “castigamos” y cambiamos el pensamiento por uno positvo, vale?

Llegó la hora de despedirme pero antes de irme quiero recordarles que pueden escribirme a larutadelavida@gmail.com o acá en el blog, comentarios, sugerencias etc.

Ahora los dejo buena semana, pasenlo bien y como siempre buen viaje!

domingo, 5 de abril de 2009

Ep 22: Perseverancia

El tema que elegí para hoy es la Perseverancia. Según el diccionario, la Perseverancia es: f. Constancia, firmeza o tesón en la realización de algo.

Encontré algunas citas en internet acerca de la perseverancia que quiero leer para dar un contexto al tema:

  • “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles“. Bertolt Brecht
  • “Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo". Julio Cortázar
  • “Muchas veces las cosas no se le dan al que las merece más, sino al que sabe pedirlas con insistencia". Arthur Schopenhauer
  • “¿Qué hacer? Algo. Cualquier cosa. Excepto quedarnos sentados. Si nos equivocamos, comenzar de nuevo. Probar otra cosa. Pero si esperamos hasta estar satisfechos y tener todas las certezas, puede que sea demasiado tarde". Lee Iacocca
  • “Puedes llegar a cualquier parte, siempre que andes lo suficiente". Lewis Carroll
  • “He fracasado una y otra vez en mi vida y esa es la razón de mi éxito.” Michael Jordan
  • “La perseverancia marca la diferencia entre el fracaso y el éxito". Autor desconocido
  • “La perseverancia es convertir lo imposible en posible". Autor desconocido
  • “El que la sigue, la consigue!”.

Cómo se conecta la Perseverancia con la vida de tus sueños? Bueno yo creo que es más o menos obvio. Pero no está nunca demás perseverar, insistir, en la importancia de ser perseverante. Hoy en día vivimos en una sociedad donde todo es instantáneo. La comunicación con los teléfonos celulares, los mensajes de texto, internet, las noticias en directo durante las 24 horas, la mensajería instantánea (aol, yahoo, messenger, gtalk, skype, etc.), la comida rápida, llame ahora, llame ya! Banca por internet 24 hrs., créditos preaprobados, etc. Nos acostumbramos a la gratificación instantánea. Y lo malo de eso es que por lo general lograr nuestros sueños requiere trabajo duro! Y ocurre que dado que no funcionan instantáneamente, renunciamos a ellos, o creemos que “es muy difícil” o peor aún “imposible”.

Había una publicidad hace un tiempo, no recuerdo bien de qué, puede ser de una tarjeta de crédito, si alguien se acuerda, por favor me corrige, que decía “Lo quieres, lo tienes”. Igual me gusta lo positivo del mensaje, yo de verdad creo que si uno realmente quiere algo es muy posible que lo obtenga, pero se salta una paso intermedio súper importante, que es el trabajo duro para lograrlo: lo quieres, trabajas duro sin darte nunca por vencido, lo tienes.

Walt Disney fue rechazado 302 veces antes de conseguir financiamiento para su sueño de crear el “Lugar más Feliz Sobre la Tierra”. Hoy, gracias a su perseverancia, millones de personas han tenido la oportunidad de vivir el sueño de Disney.

El Coronel Sanders estuvo 2 años recorriendo los Estados Unidos, buscando restorantes que compraran su receta para preparar pollo. Fue rechazado 1009 veces! Cuanto éxito tiene hoy KFC?

Habiendo dicho esto, es importante tener en mente que tienes que reevaluar constantemente tu situación y la estrategia que estás usando para alcanzar tus metas. No tiene ningún sentido ser perseverante en algo que no está dando los frutos que esperas. La idea es ser perseverante en la META, no en el camino. A veces tienes que modificar tu estrategia en el camino. Cada vez que haces algo de cierta manera y fallas en el objetivo que querías conseguir, aprendes algo de eso, y puedes encontrar una mejor manrea de hacerlo la próxima vez. No olvides la cita de Einstein que define la Locura como “hacer la misma cosa una y otra vez y esperar un resultado diferente”.

La idea es ser perseverante en tu objetivo, no rendirte jamás, capitalizar, aprender de los fracasos para ajustar tu estrategia y adoptar un camino diferente. Si tu meta es suficientemente importante, y el porqué de esa meta es suficientemente grande, la perseverancia va a venir sola, porque rendirte no va a ser una opción.

Un amigo contaba que había visto una entrevista a un finalista de American Idol que había ganado la posibilidad de hacer la gira con el grupo este verano y le preguntaban qué pensaba hacer entre ahora y el comienzo de la gira. El respondió que iba a estar en un estudio grabando algunas de las más de 500 canciones que había escrito durante los útlimos años. Y luego le preguntaron cuales creía él que eran sus posibilidades de triunfar en esta industria. Su respuesta fue: “Sé que la UNICA manera en que puedo no tener éxito es si me doy por vencido – y yo no me doy por vencido”. Ésa es la actitud! Si tu sueño es lo suficientemente grande, la única manera de no tener éxito es darte por vencido! Y lo otro interesante es que mientras buscaba su oportunidad, mientras seguramente tocaba puertas que no se le abrían o se le cerraban en la cara, él estuvo preparándose para el momento en que sí se le diera una oportunidad, estuvo escribiendo más de 500 canciones! Y tal vez se cuestionó si valía la pena, pero no se rindió! Y no es que ahora tuvo un golpe de suerte, sino que el fracaso nunca estuvo dentro de su proyecto. Cada pequeño fracaso , el lo tomaba como una batalla, pero no como la guerra. Él trabajó duro y se estuvo preparando para este momento. El no TRATÓ de cumplir su sueño, sino que simplemente se dedicó a trabajar para cumplirlo. Yo he hablado antes de mi opinión de que que TRATAR es la mejor forma de comprometerse a no hacer algo.

Es como una mamá cuando tiene que cuidar y alimentar a su hijo. Ella no TRATA, no hace su “mejor esfuerzo”, lo importante para ella, no es hacer el intento. Ella va a lograr su objetivo, sin importar nada! A mi me gusta pensar en mis sueños como si fueran mis bebés. Y esto también ayuda a darte cuenta si tu sueño es suficientemente grande o es más bien un capricho no más. Si es suficientemente grande, no vas a tratar, vas a hacerlo sencillamente. Como dice Nike: Just do it!, o Adidas: Impossible is nothing (si tienes la motivación necesaria).

Bueno, Abril ya partió y eso significa que el primer cuarto del año ya se fue. Cuanto has avanzado en tus metas? Si has fallado un par de veces, eso sería muy bueno, ya sabes qué estrategias NO te funcionan, pero si ni siquiera has empezado a hacer nada… qué esperas? Empieza ahora!!! El mejor momento para plantar un roble es hace 20 años, u hoy mismo!!!

Llegó la hora de despedirme pero antes de irme quiero recordarles que pueden escribirme a larutadelavida@gmail.com o acá mismo en el blog para dejar comentarios, sugerencias etc. Para los que hablan y entienden inglés, les recomiendo los podcasts de Mike Magdaleno Elan Life Coaching y Elan Fitness y por supuesto tambien Morning Coach, todos están en iTunes.

Ahora los dejo, que tengan una buena semana, perseveren en sus metas, pásenlo bien y como siempre buen viaje!

miércoles, 1 de abril de 2009

Ep 21: Tolerancia o Aceptación?

A mí me llama la atención que siempre escuchamos que por ejemplo la sociedad debería ser más tolerante con las minorías (étnicas, religiosas, sexuales, etc.), o que ciertas instituciones son intolerantes, o a veces nosotros mismos somos acusados de intolerantes o acusamos a otros de serlo. Pareciera ser que la Tolerancia es una cualidad muy deseable y necesaria tanto para personas, grupos, organizaciones, empresas, etc. Pero qué es la Tolerancia. Según el diccionario es: “f. Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.”

A mí modo de ver la tolerancia no es lo que necesitamos. Tal vez sí es un buen comienzo, pero de seguro no es suficiente. A mí se me hace como “te tolero, pero no te soporto”, como que uno se está aguantando, reprimiendo todas las emociones o reacciones negativas que le produce la otra persona o la situación, pero esos sentimientos están ahí, sólo que uno no los está expresando. Como que la Tolerancia para mi gusto tiene más que ver con la forma que con el fondo.

Recuerdo una pequeña historia que leí hace un tiempo por ahí acerca de Atisha, que era una maestro Budista, una sabio. A él se le pidió ir al Tibet para ayudar a llevar nuevamente las enseñanzas del Budismo, luego de que hubiera sufrido (el Tíbet) bajo las manos de un rey muy malo. Así que Atisha tomó a su cocinero en la travesía, quien tenía un carácter muy negativo, desagradable, peleador, maleducado y odioso. Era insoportable con todo el mundo, incluyendo a Atisha. Los tibetanos decían: “Mira, a nadie le agrada este tipo. No lo necesitas. Podemos cocinar para ti. Por favor, deshazte de él! Nos molesta a todos”. Atisha respondió calmadamente “Él no es sólo mi cocinero. El es mi maestro. Lo necesito para que me enseñe la paciencia”.

La pregunta acá quienes o quienes en tu vida son como el cocinero de Atisha?

Yo siento que con esto se nos abre una nueva mirada sobre cómo lidiar con esas personas que “no soportamos”. Poniéndome un poco más “metafísica”, yo creo que todas las personas o situaciones en nuestra vida están ahí para enseñarnos algo, aunque a veces en el momento uno no se da cuenta, pero si luego de un tiempo miras para atrás, te puedes dar cuenta de que de todas las experiencias y/o personas “negativas” aprendiste algo.

Por otro lado, qué es la Aceptación? La definición es “aprobación, dar por bueno o recibir algo de forma voluntaria y sin oposición. Cuando se refiere a otras personas quiere decir: aceptar sus errores y sus equivocaciones privilegiando lo bueno por sobre aquellas cuestiones que generan dolor”.

Para mí, hay una gran diferencia entre Tolerar y Aceptar. Aceptar al otro es legitimarlo, reconocerlo como legítimo a él o ella y sus sentimientos, comportamientos, circunstancias. No hay juicios de valor de por medio, sólo hay una validación del otro con sus sentimientos y todo lo demás. Para mí el tolerar es nada más disimular, aguantarse, pero en el tolerar están presentes los juicios, las censuras que hacemos del otro, no lo validamos como legítimo, no lo aceptamos y sólo guardamos las apariencias para conseguir una convivencia sana. Pero ojalá todos pudiéramos aspirar a la aceptación.

Porque si lo pensamos con respecto a nosotros mismos… Yo no quiero que me toleren, yo quiero que me acepten! No quiero que me soporten a pesar de (insertar todas las características mías al otro no le agradan). Yo quiero que me acepten con (insertar todas las características mías al otro no le agradan). Y me voy a atrever a pensar que a ti también te pasa la mismo, que también quisieras que te acepten más que que te toleren.

Además este tema yo lo conecto harto con el tema de poner límites de los episodios pasados. Los demás no son una prolongación de uno. Por lo tanto no deberían ser como uno quisiera que fueran, sino que deben ser tal como son no más! Uno no puede cambiar a otros porque a uno no le guste como son en algún aspecto. O incluso a veces nosotros nos podemos decir que queremos que cambie “por su propio bien”. Uno puede desgastarse pensando en formas de hacer que la gente que queremos o la gente a nuestro alrededor cambie, o cuando vemos que esto no es posible, podemos querer cortar los lazos, cortar la relación o alejarnos (en los casos en que se puede cortar la relación). Tal como la gente le pedía a Atisha que hiciera con su cocinero.

Pero con qué frecuencia nos preguntamos por qué está esa persona en nuestra vida? Qué es lo que podemos aprender de ella o con ella? Que virtud nos obliga a ejercitar? Y por lo tanto, qué regalo nos trae? Yo diría que como principio general, uno puede y debiera alejarse de las personas negativas en nuestras vidas que no tiran para abajo y nos contagian de pesimismo. Pero cuando se trata de gente cercana, de nuestra familia directa por ejemplo, no es posible alejarse y acá es donde podemos descubrir una oportunidad de aprendizaje.

No pretendo decir que esto sea fácil, al menos a mí me es muy difícil. Me sale mucho más fácil el tratar de alejarme que el detenerme a pensar que puedo aprender. Pero si como les decía, se trata de gente cercana a uno, a la que uno le tiene cariño, y de la que no puede (o no quiere) alejarse, entonces vale la pena! Las preguntas de este miércoles es quienes son en tu vida los cocineros de Atisha? Y que puedes aprender o ejercitar gracias a esas personas? Estás tolerándolos o los estás aceptando, amorosamente? Sin afán de querer controlarlos?

Bueno, llegó la hora de despedirme, hasta el viernes. Ese día voy a estar llegando a Santiago de vuelta, por lo que puede que el episodio del viernes salga un poco mas tarde. Les recuerdo que las vías de comunicación son el mail larutadelavida@gmail.com, este blog larutadelavidapodcast.blogspot.com, tb estoy en twitter “carolafuertes”. Si me esuchan por iTunes y quieren dejar un review ahí tb me sirve mucho y si me pueden recomendar ya sea el podcast o el blog, también se los agradeceré infinitamente, ya que al menos por ahora no hago publicidad. Disfruten el día, el resto de la semana y que tengan un buen viaje!!!