lunes, 29 de junio de 2009

Ep 42: Cuánto Vale tu Felicidad?

El tema de este episodio es “Cuánto Vale tu Felicidad?”. Ponle un precio. Cuánto dinero necesitas para ser feliz? 100.000 dólares? 1 millón de dólares? 10? Cuál es tu número? Cuánto necesitas para sentirte exitoso(a)? Piénsalo un momento.

Podrías ser feliz sin nada? podrías ser feliz con menos de lo que tienes hoy? Yo creo que la respuesta a la pregunta de si podrías ser feliz con más de lo que tienes ahora es obvia, creo que la mayoría, si no todos, responderían que SI. Pero con menos?

La verdad es que, como lo hemos comentado otras veces, ser feliz es una decisión y por lo tanto no depende del número de tu cuenta corriente en el banco. No es función de un número que se te pueda ocurrir. La felicidad es una decisión. Por lo tanto tu tienes y todos tenemos la posibilidad de ser felices independientemente de ese número.

A propósito, me llama la atención lo fácil que es hacernos esclavos de los números. Por cierto que algunos son importantes, pero hay otros a los que nosotros les damos significado, como la edad, el peso, la cantidad de amigos en facebook…

Pero el número que quiero comentar en este episodio es el de tu cuenta bancaria, ese numero que estás esperando para empezar a vivir la vida de tus sueños, para empezar a ser feliz, para empezar a donar dinero a obras de caridad. Yo sé que muchos piensan que si se ganaran la lotería, recibieran una herencia o si de alguna manera lograran obtener un monto X de dinero, podrían comenzar a hacer cosas que quieren hacer, aprender un idioma, o tomar clases de algo, o aprender algo nuevo, hacer más ejercicio, ayudar a otros, viajar, ser su propio jefe, donar dinero, ser felices. Por eso te pregunto, en tu caso personal, cuál es ese número?

Lo más probable es que tú que estás escuchando, no puedas determinar un número, o me equivoco? Cualquier número que se te ocurra, es absolutamente antojadizo y no va a tener mucho fundamento. Y te voy a decir una cosa, si no estás viviendo la vida de tus sueños ahora, si no estas haciendo lo que te gusta ahora, si no estas ayudando a otros ahora, si no estás siendo feliz ahora, tampoco lo vas a hacer cuando tengas ese número en tu cuenta.

Yo sé que puedes decir, pero dame la oportunidad, hagamos la prueba, déjame demostrarte que con X millones de dólares voy a hacer todas esas cosas. Pero en verdad, si no lo estás haciendo ahora, es difícil que lo vayas a hacer cuando tengas más dinero.

Un amigo, JB, dice que el dinero es sólo un multiplicador. Y yo creo que es muy cierto. Si eres feliz, y logras ganar mucho dinero, entonces puedes ser más feliz, si eres generoso y ayudas a otros, cuando tengas dinero vas a poder ayudar aún más, si tienes problemas, si eres infeliz, lo más probable es que termines con más problemas y siendo más infeliz. Cuantas veces hemos escuchado la historia de alguien que tiene muchas deudas y se gana la lotería y piensa que es la solución a todos sus problemas y tiempo después nos enteramos que terminó con deudas aún más grandes?

No estoy diciendo, en ningún caso, que no debamos buscar la abundancia económica, la prosperidad. Debemos perseguirla, sin duda. Pero que ese número en tu cuenta bancaria no sea la medida de tu felicidad, ni de tu éxito. Que tu felicidad sea la medida de tu éxito, y como tu felicidad pasa por tu decisión, en cosa de segundos puedes empezar a ser una persona exitosa, si decides ser feliz ahora! Sé feliz ahora y busca la abundancia económica, de manera que cuando llegue, multiplique tu felicidad.

Pero date cuenta que tu mayor tesoro no es ese número en el banco. Tu mayor tesoro es tu tiempo, y lo que haces con él. Cómo visualizas tu vida de aquí a 1 año? A 5 años, a 10 años? Haz un plan y asegúrate de que eso pase. A veces nos da un poco de susto pensar en dónde vamos a estar dentro de algunos años, que vamos a estar haciendo, vamos a estar bien? Felices? O no? Pero depende de nosotros, y nuestro mejor aliado es el tiempo. Los años van a pasar igual, ya sea que tengas un plan o no, ya sea que sepas a donde quieres llegar o no, ya sea que los uses a tu favor o no, los años van a pasar igual, qúe vas a hacer tú al respecto?

Otra amiga, Angie, habla de tener una cuenta corriente emocional. Ella dice que todos tenemos una cuenta corriente de felicidad y ese balance es el importante, más que el de la cuenta corriente del banco. Cómo aumentamos el balance de esta cuenta corriente emocional? Haciendo cosas que nos gustan, que nos hacen felices, que nos levantan el espíritu. Escuchar tu música favorita, hacer deporte, leer algo que te guste, dedicarle tiempo a tu hobby, visitar amigos, conversar con tus hermanos, disfrutar de la forma de arte que te guste, tener una mascota, regalonearte a ti mismo, que te hagan masajes, pedir tu postre favorito en tu restaurant favorito, ver el amanecer, o la puesta de sol, rodearte de gente positiva, meditar, ayudar a otros, lo que sea que te haga feliz, va a ir aumentando tu saldo en tu cuenta corriente emocional. Cuando vengan momentos difíciles, situaciones dolorosas, experiencias tristes, van a ser como retiros de tu cuenta emocional, por lo que es importante estar bien preparado y mantener un saldo alto para que tu balance siempre sea positivo. Trata de minimizar las situaciones que impliquen disminuir tu balance. Por ejemplo, para mi, ver las noticias, por lo general implica hacer retiros de mi cuenta y por eso lo evito al máximo. También rodearte de gente negativa, va a disminuir tu saldo rápidamente, por lo que debes hacer todo lo posible por evitarlo.

Después de que te aseguras de tener tu cuenta corriente emocional bien llena, puedes hacer depósitos en las cuentas de otra gente. Haz algo por alguien, sin que te lo pida, comenta lo bien que se ve una amiga (obvio que solo si realmente lo crees asi), invita a alguien a comer, o al cine, da abrazos, haz pequeños regalos, ofrece tu ayuda.

Y no hagas retiros de las cuentas de otros. Evita lo mas que puedas todos lo que signifique disminuir el saldo de las cuentas de los demás.

Bueno, llego la hora de despedirme, pero antes, les recuerdo el mail larutadelavida@gmail.com. Ahora los dejo, con un abrazo grando, hasta la próxima y buen viaje!

domingo, 21 de junio de 2009

Ep 41: Como Vivir la Vida de tus Sueños y no Morir en el Intento: un Paso a la Vez!

Siempre hablamos de ponernos metas, de cuáles son tus objetivos, tus proyectos, qué vas a lograr este año, y a veces puede ser un poco abrumador, o agobiante, y por lo mismo te puede llevar a paralizarte. Pero no es necesario que te pase esto. La clave es tomártelo de a poco, un paso a la vez, un 1% al día, pasos de bebe, un día a la vez.

La vida es corta, solo vamos a estar por acá 90 años, si es que tenemos suerte y nos cuidamos, por lo que tienes que empezar ahora ya a hacer los planes necesarios para que esta vida tuya valga la pena. Eres de las personas que se levanta en la mañana, toma desayuno, va al trabajo, trabaja todo el día, llega a la casa de vuelta en la noche, comes, ves televisión un rato y te vas a dormir para repetir el mismo ciclo al día siguiente? Si es así y esa es la vida de tus sueños, felicidades!!! Pero si es así y la vida de tus sueños es otra, sólo estas sobreviviendo, no estás viviendo y menos la vida de tus sueños… que estás esperando para empezar a vivirla? Un día que pasa y que no haces nada para acercarte más a esa vida soñada es una oportunidad que no va a volver, es un día menos que puedes usar para tu beneficio. Tu tiempo es tu bien más precioso. Úsalo con conciencia y no lo desperdicies.

A principio de este año hablábamos de fijar tus metas, tus proyectos para este año. Si no lo hiciste o si lo hiciste pero quedaron ahí, olvidados, no tienes que esperar al próximo año para revisar tus objetivos, puedes hacerlo cualquier día, en cualquier momento, y la verdad es que mientras antes, mejor!

Recuerda que tu siempre tienes la opción de elegir qué pasa en tu vida, o cómo la vives, y si no haces nada, esa también es una opción, pero es la opción que realmente quieres elegir? O te estás dejando llevar por la inercia de la inacción? Qué te detiene? Que es lo que te impide hacer el plan que necesitas para vivir una vida que te satisfaga más? Qué te falta para romper la inercia? Que te falta para pasar a la acción? Por qué no haces nada, por qué no haces algo hoy, que te acerque más a tu sueño? Haz 1 cosa hoy que te acerque más a tu sueño. Yo no tengo idea cuales pueden ser tus sueños, así no que te puedo decir más concretamente qué hacer. Si quieres ayuda mándame un mail a larutadelavida@gmail.com. Pero es muy probable que tu tengas al menos una idea de qué es lo que tienes que hacer... Por qué no lo has hecho? Si tu respuesta es: “porque no tienes tiempo”, te hago la siguiente pregunta: cómo es posible que no tengas tiempo para vivir la vida de tus sueños? No te llenes de excusas, de justificaciones, que no te sirven de nada! solo te sirven para quedarte donde estás, sin avanzar, y dejar tu conciencia medianamente limpia, pero tú sabes que son sólo excusas! No eres una víctima de tus circunstancias, ni de tu familia, ni del sistema, sólo de ti mismo!

Qué te detiene? Un gran factor puede ser el MIEDO. A que no te resulte, al fracaso, al rechazo por parte de los demás, a “saltar al vacío”, a tomar riesgos. Pero no es más terrorífico llegar al final de tu vida y no haber siquiera hecho el intento de alcanzar tus sueños? No es más lógico tener miedo de que tus sueños terminen en la basura?

Todos conocemos el dicho “querer es poder”. Y la verdad es que yo creo que es muy cierto, pero sólo parcialmente. Y yo creo que es una de las razones por las que a muchas personas “no les resulta” la ley de la atracción, y porque a otras personas no les hace mucho sentido. Porque no se trata de sólo querer algo con todas tus fuerzas. No basta. No basta con querer algo, lo que sea, con todas tus fuerzas, y quedarte sentado en tu sofá sin hacer nada más, sólo deseándolo. No basta! No es suficiente.

Además del deseo, del deseo intenso, se necesitan otras cosas. Yo me quiero detener en 2 que creo que son fundamentales, tanto o más importantes que el deseo.

Primero es CREER QUE PUEDES. Puede sonar básico, pero es vital. Si no crees que puedes, lo más probable es que no lo logres. Como dijo Henry Ford “ya sea que creas que puedes, o que no puedes, en ambos casos estas en lo cierto”. El creer que puedes lograrlo, el tener la profunda convicción de que está en ti el poder hacer lo que quieres hacer, va a marcar la diferencia, entre el éxito y el fracaso. Si crees profundamente que puedes, cualquier pequeña derrota, va a ser solo eso, un intento fallido, nada más.

No vas a parar de intentarlo, por que sabes que puedes, sólo que tal vez no era esa la manera, y tienes que intentarlo de otra. Pero si dudas, si internamente tienes dudas de tu capacidad para lograr lo que te propones, frente al mismo intento fallido te vas a dar por vencido, para qué seguir intentando si en el fondo ni tu mismo crees que puedes lograr el éxito. Esta fe en tu propia capacidad es lo que hace la diferencia entre el éxito y el fracaso. El fracaso sólo significa que dejaste de intentarlo antes de lograrlo. Y dejaste de intentarlo, porque no creíste que podías.

Entonces, además del deseo, se requiere CREER QUE PUEDES, y por otro lado, e igual de importante, es ESTAR DISPUESTO A HACER LO NECESARIO. También puede sonar súper básico, pero a mí me asombra la cantidad de gente que no está dispuesta a hacer lo necesario para lograr sus sueños! Desde cosas pequeñas a más grandes, pero es impresionante. Todos los días veo o escucho gente que por ejemplo no les gusta su trabajo. Pero no buscan otro. No están dispuestos a darse el trabajo de hacer lo necesario para encontrar otro trabajo que los satisfaga más. O que no están contentas con su pareja, y no digo que no estén dispuestos a buscarse otra, sino que ni siquiera a arreglar las cosas, a conversar con su pareja actual.

Y bueno, a veces lo necesario parece imposible, una tarea gigantesca y ahí es donde nos quedamos paralizados y no avanzamos. Tal vez no es tanto que no estemos dispuestos a hacerlo, sino que nos parece tan abrumador que no somos capaces siquiera de comenzar. Y aquí es donde tenemos que ser capaces de ocupar el enfoque de un paso a la vez. Muchas veces la tarea completa se hace impensable y dudamos de nuestra capacidad, pero si nos enfocamos en subtareas, se hace más manejable. Por ejemplo, los alcohólicos anónimos se enfocan sólo en el día presente: sólo por hoy, no voy a tomar. Si piensas en el resto de tu vida, puede parecer imposible, pero si piensas sólo en hoy, no parece tan gigantesco el desafío.

Es lo que he estado haciendo yo con mi entrenamiento para la maratón. Si hace 6 meses alguien me hubiese dicho que iba a estar entrenando para una maratón yo hubiese pensado que se volvió loco. Y la verdad es que para mí no es fácil. Si pienso que en octubre tengo que correr 42 km tal vez me paralizaría, pero lo tomo un día a la vez. Hoy tengo que correr 10km, puedo? Estoy dispuesta a salir hoy a correr 10km? Si! Mañana es otro día y mañana decidiré que hago mañana. Hoy, sí que salgo!

Nuevamente insisto, en que la vida es corta, y no puedes dejar tus sueños al azar. Es importante que tengas claro lo que quieres, que tu deseo sea intenso, que creas firmemente que puedes lograrlo y que estés dispuesto a hacer lo necesario para lograrlo. Una vez que tienes tu plan claro, puedes dividirlo en partes más pequeñas para que sean más manejables y no te abrumes con una tarea muy gigante.

Ahora me despido, te recuerdo el mail larutadelavida@gmail.com, hasta la próxima, un abrazo y buen viaje!



martes, 16 de junio de 2009

Ep 40: Tu Eres tu Historia

En este episodio, el tema es tu historia y cómo tu historia, y no sólo la tuya, sino que la de tus antepasados te ha llevado a ser quien eres hoy y a estar donde estás hoy.


Muchas veces, sobre todo hoy en día, tendemos a desestimar nuestra historia y no valoramos todo el camino recorrido para llegar adonde estamos, si es que estamos en un lugar/situación que nos gusta, o si estamos en un lugar /situación que no nos gusta, no asumimos que hubo una cadena de eventos que llevaron a que esa situación se diera. Pareciera ser que en este último caso, es más fácil atribuirle tu situación a la mala suerte. Y lo otro que ocurre es que cuando vemos que otros tienen éxito, o están en una posición que a nosotros nos gusta o que encontramos favorable, también se lo atribuimos a la suerte. “Que suerte tiene Rodrigo de haber encontrado ese trabajo!”, “y qué mala suerte tengo yo de estar en este trabajo que no me gusta…”


Pero si pudiéramos viajar en el tiempo, es muy probable que vieramos que Rodrigo a los 10 años llega del colegio y hace de inmediato sus tareas, y solo después que termina todo sale a jugar. En la universidad podríamos verlo quedándose en la biblioteca más tarde que el resto de nosotros, estudiando a conciencia, tratando de aprender lo más que puede de todo lo que le interesa. Es muy probable que Rodrigo haya trabajado muy duro para lograr estar en la posición en que se encuentra hoy en día.

Sí, la suerte ayuda, pero hay que reconocer el mérito propio en lo cerca o lejos que estemos de nuestra vida ideal. Hay un dicho que dice: “se requieren 20 años de trabajo duro para lograr el éxito de la noche a la mañana”.


Y no sólo el mérito propio. Cuando decimos que somos nuestra historia, eso también incluye a nuestros antepasados y a nuestros amigos más cercanos. No somos islas, nos debemos lo que somos mutuamente y a nuestras historias.


No sé si ustedes que están escuchando habrán visto el video o escuchado el discurso de Steve Jobs, en Stanford. Si no lo han hecho, les recomiendo que lo hagan (http://www.youtube.com/watch?v=Hd_ptbiPoXM). Una de las partes del discurso se titula “Connecting the Dots” o “Conectando los puntos”. Él habla ahí, entre otras cosas, de cómo uno puede darle perspectiva a los hecho de su vida (e incluso de la vida de sus padres y antepasados) y a posteriori, conectar los puntos que lo llevan a uno a estar donde está. El dice “…No pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo – su instinto, su destino, su vida, su karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho la diferencia en mi vida.”


No me gusta tanto dar ejemplos muy personales, porque todas las historias son diferentes y cada uno de nosotros tiene que conectar sus propios puntos, pero pienso que puede ser útil contar algunas cosas de mis propios puntos. Yo soy originalmente de una ciudad pequeña en el norte de Chile, casi en la frontera con Perú, que se llama Arica. Mis padres son ambos, la primera generación con estudios universitarios en sus respectivas familias. Cuando yo tenía como 1 año, mi papá se ganó una beca para ir a estudiar un Master en Administración de Negocios en Caracas, por lo que mi mamá tuvo que renunciar a su trabajo y nos fuimos los tres. Dado que mi mamá tenía bastante tiempo para dedicarme, yo aprendí a leer a muy temprana edad, incluso antes de entrar al jardín infantil. Gracias a que aprendí a leer pequeña, me pusieron en un Colegio Alemán para que al menos aprendiera un idioma (no tengo antepasados alemanes ni nada de eso). Era un colegio muy chikito por lo que prácticamente me beneficié de clases particulares los primeros 8 años de colegio y además dado que aprendí alemán desde pequeña, casi no necesité clases para aprender inglés, ya que son bien parecidos. Si no supiera inglés yo creo que no estaría haciendo este podcast, ya que no habría accedido a toda la información, los libros, las comunidades que me han incentivado a hacer esto hoy. Además hace 7 años, tomé un curso de locución y me di cuenta que me encanta hacer esto, comunicarme a través de la voz.


Estoy simplificando bastante la historia, pero ya tienen la idea, si miras tu pasado, hazlo ahora, conecta tus propios puntos y date cuenta de que tu posición hoy, tu vida, tus circunstancias, ya sea que te gusten o no, que estén más cerca o más lejos de tu sueño, se deben, más que a la suerte a decisiones que has tomado tú y también tus antepasados; y yo creo que es importante dar gracias y asumir la responsabilidad por estar donde estamos.

Lo importante es reconocer que no estamos solos en el mundo, que nuestro éxito no es mérito sólo nuestro o nuestro fracaso no es sólo culpa de otros, o de nuestras circunstancias. Todos influimos en el éxito o fracaso de quienes están a nuestro alrededor y mientras más éxito haya a tu alrededor más probable es que tú también lo tengas. Esto va contra la idea de que mientras a los demás les vaya mal a ti te va a ir mejor… y corre para personas, pero tb para comunidades y hasta países. Jack Canfield dice: “Eres el promedio de tus 5 personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo.” Por lo que si te rodeas de gente exitosa, tu serás exitoso también y podrás agradecer a ellos también por tu éxito.


Por eso Deepak Chopra dice: “En realidad, la manera más fácil de obtener lo que deseamos es ayudar a los demás a conseguir lo que ellos desean. Este principio funciona igualmente bien para las personas, las empresas, las sociedades y las naciones. Si deseamos recibir el beneficio de todas las cosas buenas de la vida, aprendamos a desearle en silencio a todo el mundo todas las cosas buenas de la vida.”


La invitación de este episodio es a hacerte cargo de tu historia y de tus circunstancias. Por un lado, mirar para atrás, conectar los puntos y dar gracias porque muchas veces te has visto beneficiado por situaciones ajenas a ti, tus antepasados, tus amigos, tus circunstancias te han beneficiado en maneras que tal vez solo ahora puedes reconocer. Y por otro lado, la invitación también es a darte cuenta de que tu entorno y tus circunstancias actuales, construyen quien tu eres, y hoy tu tienes el poder de tomar las decisiones al respecto: “Eres el promedio de tus 5 personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo.”, elige bien.

Por ahora me despido entonces, el mail ya lo sabes, larutadelavida@gmail.com, construye hoy la historia que quieres contar en el futuro, un abrazo, y buen viaje!!!

domingo, 14 de junio de 2009

Ep 39: Cuida tu Sueño!

En los episodios pasados hablamos de estar en forma físicamente, con una buena rutina de ejercicio y con una buena nutrición, y también hablamos de entrenar tu cerebro, de mantenerlo activo para no solo no perder sino que desarrollar y agudizar tus capacidades cognitivas.


El tema de hoy viene a complementar los 2 anteriores y se llama “Cuida tu Sueño!”. Tiene intencionalmente los dos sentidos: Cuida tu sueño, en el sentido de la vida de tus sueños, y para cuidar eso, una de las cosas que tienes que cuidar es tu sueño, la cantidad de horas diarias que duermes.


El sueño es estado natural de descanso del cuerpo humano y de otras especies animales, que aún no está bien clara la función que cumple y que es estudiado intensamente por la comunidad científica.


Algunas de las funciones que se ha determinado que cumple el sueño tienen que ver con la reparación del cuerpo (curación de heridas y fortalecimiento del sistema inmunológico), con la hormona del crecimiento, el metabolismo basal, procesamiento de la memoria.


Pero a pesar de que no esté bien claras todas sus funciones, sí se conocen los efectos de la falta de sueño, empíricamente. Y son estos los que debemos evitar, ya que son enemigos declarados de la vida de nuestros “ídem” sueños.


Yo estuve buscando información al respecto y lo que puede encontrar: irritabilidad, deterioro cognitivo, pérdida o lapsus de memoria, deterioro moral o del buen juicio, bostezos excesivos, síntomas similares al déficit atencional o la hiperactividad, deterioro del sistema inmunológico, disminución del tiempo de reacción, disminución del crecimiento, riesgo de obesidad, aumento en la variabilidad de la frecuencia cardíaca, entre muchos otros.


Yo creo que la mayoría de ustedes han experimentado los efectos de la falta de sueño, tal vez cuando estudiaban, o por trabajo, o por diferentes razones. Y lo malo es que a veces el dormir poco se transforma en un hábito, un mal hábito. Puede ser que por necesidad en alguna etapa de tu vida te acostumbraste a dormir poco, por ejemplo porque tenías que estudiar en la noche, y después cuando esa situación pasó, te quedaste con el hábito… puede que ahora te quedes viendo televisión hasta tarde y sigas durmiendo poco. Insisto, es un mal hábito, y si reconoces que lo tienes, te desafío a cambiarlo.


Yo hasta hace un poco menos de un mes dormía 4 horas diarias durante los días de semana. Luego me hice un examen de sangre y me salió el cortisol elevado. El cortisol es una hormona que se libera en situaciones de stress y que ayuda a que el cuerpo responda en esos momentos. Pero la falta de sueño hace que el nivel de cortisol se mantenga alto. Y cuando se hace constante, cuando se tiene permanentemente un nivel más elevado que lo normal, es donde ocurren los problemas. El cortisol elevado, hace que el cuerpo acumule más grasa, sobretodo alrededor del abdomen y que cueste más deshacerse de ella, hace que se retenga más líquido, debilita el sistema inmunológico, perjudica la memoria también, eleva la presión sanguínea entre otros efectos.


Cuanto debería dormir una persona adulta? Si bien no hay consenso en una respuesta única, y la cantidad de horas de sueño ideal va a variar para cada uno de nosotros, se recomienda entre 7 y 9 horas diarias para un adulto. En este rango se reportan la mayor cantidad de beneficios según los estudios que se han hecho.


Cuales son los enemigos de un sueño adecuado? Bueno, hay muchos, pero si yo te pudiera dar un par de consejos desde mi experiencia, para dormir más y mejor serían:


  • No ver televisión antes de dormir, no sólo te deja en un estado de sobreexcitación, sino que a veces te quedas pegado, no te das cuenta de cómo pasa la hora y sin aportar nada o muy poco a tu vida, te roba minutos u horas de sueño reparador.
  • No comer muy tarde, cerca de la hora de ir a dormir, o no comer cosas muy pesadas. A mi por lo menos me cuesta dormirme y no duermo muy bien cuando he comido alimentos muy pesados, dificiles de digerir antes de ir a dormir.
  • No tomar mucho líquido antes de dormir. El hecho de despertar en medio de la noche para ir al baño perjudica la calidad del sueño.
  • Beber alcohol antes de dormir, especialmente si es mucha cantidad. Puede ser que te quedes dormido más fácilmente, pero por un lado el alcohol deshidrata, lo que puede llevar a dolores de cabeza, o al igual que el caso anterior, que te tengas que levantar al baño a mitad de la noche y en ambos casos se perjudica la calidad de tu sueño.
  • Si necesitas un poco de ayuda, puedes escuchar alguna música de relajación, pero que se pueda programar para que se apague sola después de un rato. No quieres despertar a mitad de la noche con la música aún sonando.
  • También puedes hacer un ejercicio de relajación donde partes por los dedos de los pies, relajando todas las partes de tu cuerpo subiendo de a poco, de los dedos de los pies a las plantas, luego a los talones, los tobillos, las pantorrillas, respirando profundo y subiendo de a poco, sientiendo que cada parte del cuepro que relajas queda pesada, y se hunde en la cama, hasta llegar a la cabeza…. Si eres como yo, nunca vas a llegar a la cabeza porque te vas a rendir mucho antes.

Podría seguir mucho rato con el tema del sueño, pero ya se me hizo tarde y yo también tengo que dormir!!!

Me despido entonces, el mail ya lo sabes, larutadelavida@gmail.com, descansa, cuida tu sueño, un abrazo, y buen viaje!!!

miércoles, 3 de junio de 2009

Ep 38: Entrena tu Cerebro!

El tema de hoy es como una continuación o más bien un complemento del tema anterior, donde hablábamos de estar en forma físicamente. Hoy quiero hablar del cerebro y de lo importante que es entrenarlo también! Estuve buscando en internet y encontré un blogpost de Alvaro Fernández, donde se describen los “10 hábitos de los cerebros altamente efectivos”, haciendo una analogía con los “7 hábitos de las personas altamente efectivas” de Stephen Covey. Acá dejo un link al post para el que quiera revisarlo, está en inglés: http://www.huffingtonpost.com/alvaro-fernandez/10-habits-of-highly-effec_b_77369.html


Vamos con los 10 hábitos entonces:


1. Comprender que “O lo usas, o lo pierdes”. Una comprensión básica te servirá para apreciar la belleza de tu cerebro como un órgano vivo y en desarrollo constante con millones de neuronas y sinapsis. Tratando de no entrar en mucha profundidad para mantener el lenguaje simple, el cerebro tiene a grandes rasgos, 3 partes generales: El neocortex donde se desarrolla el pensamiento de alto nivel y las tareas complejas, el sistema límbico o cerebro mamífero que es crítico para las emociones y para la memoria, y el cerebelo o cerebro reptil que regula las funciones vitales como respirar, latir del corazón y la coordinación motriz. Es necesario asegurarse de ejercitar todas estas partes para no ir perdiendo su funcionalidad.


2. Cuida tu nutrición. Sabías que el cerebro sólo es responsable por el 2% de la masa corporal pero consume más del 20% del oxígeno y los nutrientes que consumimos? Como regla general, no necesitas suplementos nutricionales caros y ultra sofisticados, sólo asegúrate de que no te estés llenando de chatarra.


3. Recuerda que el cerebro es parte del cuerpo. Lo que te ayude a ejercitar tu cuerpo también te ayudará a agudizar tu cerebro: el ejercicio físico incrementa la neurogénesis, que es el proceso por el cual se crean las neuronas. Científicos han demostrado que la actividad física en la forma de ejercicio voluntario resulta en un incremento en las neuronas nuevas en el hipocampo de ratones viejos. El mismo estudio demuestra una mejoría en el aprendizaje de los ratones “físicamente activos”.


4. Practica tener pensamientos positivos, orientados al futuro hasta que se conviertan en tu tendencia natural y logres mirar cada nuevo día como una nueva oportunidad, de manera constructiva. El estrés y la ansiedad, independiente de si es inducida por eventos externos o por tus propios pensamientos, realmente mata neuronas y previene la creación de nuevas. Se puede pensar en el estrés crónico como el opuesto al ejercicio: previene la creación de nuevas neuronas.


5. Busca Aprender y los Desafíos Mentales. El punto de tener un cerebro es precisamente aprender y adaptarse a los desafíos de ambientes nuevos. Una vez que neuronas nuevas aparecen en tu cerebro, el hecho de que se mantengan y por cuánto tiempo sobrevivan depende de cómo las uses. “Úsalas o piérdelas” no significa que tengas que resolver el crucigrama número 1,234,567; se rata de desafiar frecuentemente a tu cerebro con actividades totalmente nuevas: aprender un nuevo idioma, a bailar tango, un juego nuevo de cartas, etc.


6. Los humanos somos (al menos hasta donde tenemos conocimiento) los únicos organismos con voluntad y conciencia en el planeta. Apunta alto. Una vez que te gradúas del colegio, sigue aprendiendo. El cerebro sigue desarrollándose, sin importar la edad, y refleja lo que haces con él.


7. Explora, viaja. El adaptarte a nuevos lugares te fuerza a poner más atención a tu entorno. Toma decisiones nuevas, usa tu cerebro.


8. No practiques el outsourcing con tu cerebro. Piensa por ti mismo, ten tus propias opiniones. No aceptes incondicionalmente ni adoptes como propias las opiniones de periodistas, políticos, personalidades, ni tu vecino… Cuestionalas, toma tus propias decisiones, comete tus propios errores. Y aprende de ellos.


9. Desarrolla y mantén amistades estimulantes. Somos “animales sociales”, y necesitamos interacción social. Desarrolla amistad con personas con las que puedas discutir (amigablemente) distintos puntos de vista, que desafíen tus miradas y tu puedas desafiar las de ellos, rodéate de gente que también esté interesada en mantenerse activos intelectualmente, en lugar de dejarse aletargar por la televisión y la farándula.


10. Ríete. Frecuentemente. Especialmente el humor complejo, lleno de giros y sorpresas, te obliga a mantenerte alerta a buscar diferentes interpretaciones y si logras responder con algo más gracioso te da mucha satisfacción además.


Bueno, la idea de este episodio era complementar el anterior, y destacar la importancia que tiene el mantener activo el cerebro.


En mi caso personal, una de las cosas que me asusta un poco de la vejez es justamente el ir perdiendo las funciones cognitivas, la memoria, la agilidad mental y por eso me preocupo de estar en forma físicamente y de mantener el cerebro activo. Tu, te preocupas también?


Bueno, llego la hora de despedirme, te recuerdo el mail larutadelavida@gmail.com y por ahora te dejo hasta la próxima vez, que tengas una súper buena semana, mantente activo física y mentalmente, un abrazo, y buen viaje!