lunes, 29 de junio de 2009

Ep 42: Cuánto Vale tu Felicidad?

El tema de este episodio es “Cuánto Vale tu Felicidad?”. Ponle un precio. Cuánto dinero necesitas para ser feliz? 100.000 dólares? 1 millón de dólares? 10? Cuál es tu número? Cuánto necesitas para sentirte exitoso(a)? Piénsalo un momento.

Podrías ser feliz sin nada? podrías ser feliz con menos de lo que tienes hoy? Yo creo que la respuesta a la pregunta de si podrías ser feliz con más de lo que tienes ahora es obvia, creo que la mayoría, si no todos, responderían que SI. Pero con menos?

La verdad es que, como lo hemos comentado otras veces, ser feliz es una decisión y por lo tanto no depende del número de tu cuenta corriente en el banco. No es función de un número que se te pueda ocurrir. La felicidad es una decisión. Por lo tanto tu tienes y todos tenemos la posibilidad de ser felices independientemente de ese número.

A propósito, me llama la atención lo fácil que es hacernos esclavos de los números. Por cierto que algunos son importantes, pero hay otros a los que nosotros les damos significado, como la edad, el peso, la cantidad de amigos en facebook…

Pero el número que quiero comentar en este episodio es el de tu cuenta bancaria, ese numero que estás esperando para empezar a vivir la vida de tus sueños, para empezar a ser feliz, para empezar a donar dinero a obras de caridad. Yo sé que muchos piensan que si se ganaran la lotería, recibieran una herencia o si de alguna manera lograran obtener un monto X de dinero, podrían comenzar a hacer cosas que quieren hacer, aprender un idioma, o tomar clases de algo, o aprender algo nuevo, hacer más ejercicio, ayudar a otros, viajar, ser su propio jefe, donar dinero, ser felices. Por eso te pregunto, en tu caso personal, cuál es ese número?

Lo más probable es que tú que estás escuchando, no puedas determinar un número, o me equivoco? Cualquier número que se te ocurra, es absolutamente antojadizo y no va a tener mucho fundamento. Y te voy a decir una cosa, si no estás viviendo la vida de tus sueños ahora, si no estas haciendo lo que te gusta ahora, si no estas ayudando a otros ahora, si no estás siendo feliz ahora, tampoco lo vas a hacer cuando tengas ese número en tu cuenta.

Yo sé que puedes decir, pero dame la oportunidad, hagamos la prueba, déjame demostrarte que con X millones de dólares voy a hacer todas esas cosas. Pero en verdad, si no lo estás haciendo ahora, es difícil que lo vayas a hacer cuando tengas más dinero.

Un amigo, JB, dice que el dinero es sólo un multiplicador. Y yo creo que es muy cierto. Si eres feliz, y logras ganar mucho dinero, entonces puedes ser más feliz, si eres generoso y ayudas a otros, cuando tengas dinero vas a poder ayudar aún más, si tienes problemas, si eres infeliz, lo más probable es que termines con más problemas y siendo más infeliz. Cuantas veces hemos escuchado la historia de alguien que tiene muchas deudas y se gana la lotería y piensa que es la solución a todos sus problemas y tiempo después nos enteramos que terminó con deudas aún más grandes?

No estoy diciendo, en ningún caso, que no debamos buscar la abundancia económica, la prosperidad. Debemos perseguirla, sin duda. Pero que ese número en tu cuenta bancaria no sea la medida de tu felicidad, ni de tu éxito. Que tu felicidad sea la medida de tu éxito, y como tu felicidad pasa por tu decisión, en cosa de segundos puedes empezar a ser una persona exitosa, si decides ser feliz ahora! Sé feliz ahora y busca la abundancia económica, de manera que cuando llegue, multiplique tu felicidad.

Pero date cuenta que tu mayor tesoro no es ese número en el banco. Tu mayor tesoro es tu tiempo, y lo que haces con él. Cómo visualizas tu vida de aquí a 1 año? A 5 años, a 10 años? Haz un plan y asegúrate de que eso pase. A veces nos da un poco de susto pensar en dónde vamos a estar dentro de algunos años, que vamos a estar haciendo, vamos a estar bien? Felices? O no? Pero depende de nosotros, y nuestro mejor aliado es el tiempo. Los años van a pasar igual, ya sea que tengas un plan o no, ya sea que sepas a donde quieres llegar o no, ya sea que los uses a tu favor o no, los años van a pasar igual, qúe vas a hacer tú al respecto?

Otra amiga, Angie, habla de tener una cuenta corriente emocional. Ella dice que todos tenemos una cuenta corriente de felicidad y ese balance es el importante, más que el de la cuenta corriente del banco. Cómo aumentamos el balance de esta cuenta corriente emocional? Haciendo cosas que nos gustan, que nos hacen felices, que nos levantan el espíritu. Escuchar tu música favorita, hacer deporte, leer algo que te guste, dedicarle tiempo a tu hobby, visitar amigos, conversar con tus hermanos, disfrutar de la forma de arte que te guste, tener una mascota, regalonearte a ti mismo, que te hagan masajes, pedir tu postre favorito en tu restaurant favorito, ver el amanecer, o la puesta de sol, rodearte de gente positiva, meditar, ayudar a otros, lo que sea que te haga feliz, va a ir aumentando tu saldo en tu cuenta corriente emocional. Cuando vengan momentos difíciles, situaciones dolorosas, experiencias tristes, van a ser como retiros de tu cuenta emocional, por lo que es importante estar bien preparado y mantener un saldo alto para que tu balance siempre sea positivo. Trata de minimizar las situaciones que impliquen disminuir tu balance. Por ejemplo, para mi, ver las noticias, por lo general implica hacer retiros de mi cuenta y por eso lo evito al máximo. También rodearte de gente negativa, va a disminuir tu saldo rápidamente, por lo que debes hacer todo lo posible por evitarlo.

Después de que te aseguras de tener tu cuenta corriente emocional bien llena, puedes hacer depósitos en las cuentas de otra gente. Haz algo por alguien, sin que te lo pida, comenta lo bien que se ve una amiga (obvio que solo si realmente lo crees asi), invita a alguien a comer, o al cine, da abrazos, haz pequeños regalos, ofrece tu ayuda.

Y no hagas retiros de las cuentas de otros. Evita lo mas que puedas todos lo que signifique disminuir el saldo de las cuentas de los demás.

Bueno, llego la hora de despedirme, pero antes, les recuerdo el mail larutadelavida@gmail.com. Ahora los dejo, con un abrazo grando, hasta la próxima y buen viaje!

No hay comentarios:

Publicar un comentario