miércoles, 3 de junio de 2009

Ep 38: Entrena tu Cerebro!

El tema de hoy es como una continuación o más bien un complemento del tema anterior, donde hablábamos de estar en forma físicamente. Hoy quiero hablar del cerebro y de lo importante que es entrenarlo también! Estuve buscando en internet y encontré un blogpost de Alvaro Fernández, donde se describen los “10 hábitos de los cerebros altamente efectivos”, haciendo una analogía con los “7 hábitos de las personas altamente efectivas” de Stephen Covey. Acá dejo un link al post para el que quiera revisarlo, está en inglés: http://www.huffingtonpost.com/alvaro-fernandez/10-habits-of-highly-effec_b_77369.html


Vamos con los 10 hábitos entonces:


1. Comprender que “O lo usas, o lo pierdes”. Una comprensión básica te servirá para apreciar la belleza de tu cerebro como un órgano vivo y en desarrollo constante con millones de neuronas y sinapsis. Tratando de no entrar en mucha profundidad para mantener el lenguaje simple, el cerebro tiene a grandes rasgos, 3 partes generales: El neocortex donde se desarrolla el pensamiento de alto nivel y las tareas complejas, el sistema límbico o cerebro mamífero que es crítico para las emociones y para la memoria, y el cerebelo o cerebro reptil que regula las funciones vitales como respirar, latir del corazón y la coordinación motriz. Es necesario asegurarse de ejercitar todas estas partes para no ir perdiendo su funcionalidad.


2. Cuida tu nutrición. Sabías que el cerebro sólo es responsable por el 2% de la masa corporal pero consume más del 20% del oxígeno y los nutrientes que consumimos? Como regla general, no necesitas suplementos nutricionales caros y ultra sofisticados, sólo asegúrate de que no te estés llenando de chatarra.


3. Recuerda que el cerebro es parte del cuerpo. Lo que te ayude a ejercitar tu cuerpo también te ayudará a agudizar tu cerebro: el ejercicio físico incrementa la neurogénesis, que es el proceso por el cual se crean las neuronas. Científicos han demostrado que la actividad física en la forma de ejercicio voluntario resulta en un incremento en las neuronas nuevas en el hipocampo de ratones viejos. El mismo estudio demuestra una mejoría en el aprendizaje de los ratones “físicamente activos”.


4. Practica tener pensamientos positivos, orientados al futuro hasta que se conviertan en tu tendencia natural y logres mirar cada nuevo día como una nueva oportunidad, de manera constructiva. El estrés y la ansiedad, independiente de si es inducida por eventos externos o por tus propios pensamientos, realmente mata neuronas y previene la creación de nuevas. Se puede pensar en el estrés crónico como el opuesto al ejercicio: previene la creación de nuevas neuronas.


5. Busca Aprender y los Desafíos Mentales. El punto de tener un cerebro es precisamente aprender y adaptarse a los desafíos de ambientes nuevos. Una vez que neuronas nuevas aparecen en tu cerebro, el hecho de que se mantengan y por cuánto tiempo sobrevivan depende de cómo las uses. “Úsalas o piérdelas” no significa que tengas que resolver el crucigrama número 1,234,567; se rata de desafiar frecuentemente a tu cerebro con actividades totalmente nuevas: aprender un nuevo idioma, a bailar tango, un juego nuevo de cartas, etc.


6. Los humanos somos (al menos hasta donde tenemos conocimiento) los únicos organismos con voluntad y conciencia en el planeta. Apunta alto. Una vez que te gradúas del colegio, sigue aprendiendo. El cerebro sigue desarrollándose, sin importar la edad, y refleja lo que haces con él.


7. Explora, viaja. El adaptarte a nuevos lugares te fuerza a poner más atención a tu entorno. Toma decisiones nuevas, usa tu cerebro.


8. No practiques el outsourcing con tu cerebro. Piensa por ti mismo, ten tus propias opiniones. No aceptes incondicionalmente ni adoptes como propias las opiniones de periodistas, políticos, personalidades, ni tu vecino… Cuestionalas, toma tus propias decisiones, comete tus propios errores. Y aprende de ellos.


9. Desarrolla y mantén amistades estimulantes. Somos “animales sociales”, y necesitamos interacción social. Desarrolla amistad con personas con las que puedas discutir (amigablemente) distintos puntos de vista, que desafíen tus miradas y tu puedas desafiar las de ellos, rodéate de gente que también esté interesada en mantenerse activos intelectualmente, en lugar de dejarse aletargar por la televisión y la farándula.


10. Ríete. Frecuentemente. Especialmente el humor complejo, lleno de giros y sorpresas, te obliga a mantenerte alerta a buscar diferentes interpretaciones y si logras responder con algo más gracioso te da mucha satisfacción además.


Bueno, la idea de este episodio era complementar el anterior, y destacar la importancia que tiene el mantener activo el cerebro.


En mi caso personal, una de las cosas que me asusta un poco de la vejez es justamente el ir perdiendo las funciones cognitivas, la memoria, la agilidad mental y por eso me preocupo de estar en forma físicamente y de mantener el cerebro activo. Tu, te preocupas también?


Bueno, llego la hora de despedirme, te recuerdo el mail larutadelavida@gmail.com y por ahora te dejo hasta la próxima vez, que tengas una súper buena semana, mantente activo física y mentalmente, un abrazo, y buen viaje!

No hay comentarios:

Publicar un comentario