domingo, 3 de mayo de 2009

Ep 30: El Camino es la Meta

En este episodio quiero recordar uno de los primeros temas que cubrimos en uno de los primeros capítulos. Es uno de los temas que yo más me tengo que estar recordando constantemente porque se me olvida fácilmente. Creo que es algo propio de nuestros tiempos, el querer ver los resultados de inmediato, la gratificación instantánea, el vivir en el futuro, en lugar del presente. Este ya es el episodio 30 y creo que vale la pena recordar también por qué este espacio se llama La Ruta de la Vida. Quise ponerle ese nombre, porque me ayuda a recordar que en la vida lo importante es el camino, la ruta, no el final. Todos sabemos cual es el final de la vida, y por supuesto esa no es nuestra meta. O sea, si lo es, pero en realidad no tenemos que esforzarnos para llegar a ella, todos tenemos asegurado que vamos a cruzar la línea de llegada en esta carrera que es la vida. Por lo que, lo que nos queda, es justamente el camino, la ruta, el recorrido. Es lo que va a marcar la diferencia entre una carrera buena y una… no tan buena.
Por eso yo siempre insisto en que no debemos esperar al futuro para ser feliz… porque el futuro siempre es futuro, lo importante es ser feliz en el ahora. Además que el futuro por el que nos preocupábamos ayer, es hoy!
La vida tiene 2 hitos asegurados. El nacimiento y la muerte. Eso es seguro para todos y nadie puede escapar a ninguno de los dos. Pero lo que está en el medio de esos dos hitos, depende solo de ti. Y la idea es disfrutar el camino, el camino es el regalo, el presente es el regalo… esta ruta es tu regalo… no lo desperdicies esperando a disfrutar mas adelante, en el futuro; el futuro nadie lo tiene garantizado, nadie te lo puede prometer, ni asegurar.
Quiero volver a compartir el poema de Konstantinos Kavafis que les leí en uno de los primeros episodios, porque es tán relevante para este tema.
Camino a Ithaca (Konstantinos Kavafis (1863-1933)) Si vas a emprender viaje hacia Ítaca, pide que tu camino sea largo, rico en experiencias, en conocimiento. A Lestrígones y a Cíclopes o al airado Poseidón nunca temas: no hallarás tales seres en tu ruta si alto es tu pensamiento y limpia la emoción de tu espíritu y tu cuerpo. A Lestrígones ni a Cíclopes, ni al fiero Poseidón hallarás nunca si no los llevas dentro de tu alma, si no es tu alma quien los pone ante ti. Pide que tu camino sea largo, que numerosas sean las mañanas de verano en que con placer felizmente arribes a bahías nunca vistas. Ten siempre a Ítaca en la memoria. Llegar allí es tu meta, más no apresures el viaje, mejor que se extienda largos años, y en tu vejez arribes a la isla con cuanto hayas ganado en el camino, sin esperar que Ítaca te enriquezca. Ítaca te regaló un hermoso viaje, sin ella el camino no hubieras emprendido, más ninguna otra cosa puede darte. Aunque pobre la encuentres, no te engañaría Ítaca. Rico en saber y en vida como has vuelto comprenderás ya que significan las Ítacas.
Pide que tu camino sea largo y rico en experiencias, porque para eso estamos en esta vida! Para tener experiencias, no para vivir una vida plana. Pide y agradece todo tipo de experiencias, incluso las que según lo que se acostumbra uno pudiera calificar de “negativas”. A veces necesitamos experimentar el sufrimiento profundo, para poder experimentar la felicidad más profunda, para poder reconocerla. Yo prefiero “pagar el precio” de tener que sufrir a veces, a cambio de tener momentos de profunda felicidad, prefiero eso a tener una vida plana, pareja, sin altibajos, sin “dolores”, pero sin alegrías.
Hay una canción de Dyango que dice “es mejor querer y después perder, que nunca haber querido”. Yo estoy de acuerdo, es mejor haber experimentado ese amor, aunque después lo pierdas, que nunca haber tenido la oportunidad de vivirlo.
Por eso, arrepentirse, en general, no tiene mucho sentido. Porque todas las experiencias nos dejan algo, ya sea una lección, o una referencia para reconocer el opuesto.
Volviendo al poema, dice “A Lestrígones ni a Cíclopes, ni al fiero Poseidón hallarás nunca si no los llevas dentro de tu alma, si no es tu alma quien los pone ante ti.” Se refiere a los temores, a tus miedos… Los miedos los llevamos nosotros, dentro de nosotros mismos. Si no llevamos esos miedos dentro, nunca los encontraremos. La invitación es a vivir sin miedo a dejar atrás nuestros temores, no nos sirven en esta ruta.
Pero tenemos que recordar que lo importante es el camino. Muchas veces queremos que pase rápido el tiempo, para que llegue cierta fecha o para que pase algo que estamos esperando. Pero ese tiempo que perdemos queriendo que pase rápido, no vuelve. Nunca. Por eso tenemos que aprovechar cada minuto, cada día, cada momento. Si perdemos todo nuestro dinero, siempre podemos ganar más, recuperarlo, generar más dinero aún del que teníamos. Pero el tiempo perdido no se puede recuperar. Es el bien más valioso. Piénsalo bien, decide conscientemente a que le dedicas tiempo, porque es tu tesoro más valioso, y no debes derrocharlo! En todo aspecto, no sólo en la vida. Es muy fácil olvidarse y enfocarse en el objetivo solamente, y descuidar el camino. Por ejemplo, en mi caso, correr la maratón es mi meta final, pero en realidad, el camino es mi meta. Y si llega a suceder que por algún motivo no logre llegar a la meta en Chicago, no va a importar, porque el camino, todo el proceso que estoy viviendo para alcanzar mi objetivo, es la meta en si. La transformación de mi conciencia, en términos de lo creo que soy capaz o no de hacer, se está dando en el proceso, en los entrenamientos, en la preparación. He aprendido mucho de mí en este tiempo que llevo preparándome, mas que lo que había aprendido de mí antes de empezar. No tiene que ver con que si llego al KM. 42 o no.
Es el camino el relevante, la trayectoria. Es ahí donde crecemos, nos transformamos, disfrutamos, reímos, lloramos, amamos, no nos damos por vencidos, recibimos apoyo, aprendemos, vivimos! En el camino.
Lo que yo quiero en este blog y en el podcast es compartir el camino con uds., pasarlo bien, aprender, difrutar nuestra ruta, disfrutar nuestro viaje, compartir nuestras experiencias. Por eso les insisto en que dejen sus comentarios acá en el blog, para que otros tb se beneficien de las experiencias de ustedes. Todos somos maestros y todos somos estudiantes.
Ahora te dejo, hasta el lunes, recuerda disfrutar la ruta, pásalo bien y como siempre buen viaje!
PS: Por si les interesa enterarse de cómo va mi entrenamiento para la maratón, la dirección del blog es: http://chicagomarathon2009.blogspot.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario