lunes, 30 de marzo de 2009

Ep 20: Aprender a poner límites (Parte 3)

El episodio de hoy va a ser el últmo sobre este tema de poner límites que hemos estado desarrollando hace 2 episodios. Creo que hemos incluido temas claves para la vida de nuestros sueños como Relaciones, Dependencia y Posesividad en la Parte 1, y en la Parte 2 Integridad, Equilibrio y Espacio. En esta oportunidad abordaremos: Centrarse, Elegir los sentimientos y Complacerse uno mismo.
Quiero aprovechar de agradecer todos los comentarios que me han llegado al mail y al blog, en especial de estos temas. Son temas súper personales por lo la mayoría han sido por mail. Pero en verdad la respuesta a este tema ha sido inmensa lo que me lleva a confirmar que nada es por casualidad y que este era momento adecuado para abordar este tema, no sólo para mí, si no para varios de ustedes también. Y me alegro mucho porque estoy convencida de que no podremos vivir la vida que soñamos, hasta que no aprendamos a construir relaciones sanas en todos los ámbitos de nuestra vida.
Repito que no sé si lo que estoy haciendo acá es legal en términos de derecho de autor, pero voy a cumplir mi compromiso con ustedes, y voy a transcribir igual algunos pasajes de este librito traducidos por mí. De todos modos cité la fuente así al menos estoy acreditando al autor original.
Vamos con el primer tema que es aprender a Centrarse. Veronica Ray, en Setting Boundaries dice acerca de esto: “Dónde esta el centro de nuestro mundo? Nos pasa que todo lo que hacemos gira entorno a los problemas o adicciones de otra persona? Nosotros elegimos dónde poner el centro de nuestro mundo. Si elegimos un centro fuera de nosotros mismos, no podemos actuar para nuestro propio bienestar. Cuando estamos centrados en nuestro profundo núcleo interno espiritual, todas nuestras acciones mejoran nuestro bienestar. Estar centrado no significa ser ego-céntrico, regidos por los caprichos, deseos, miedos y visiones distorsionadas de nuestro ego. Ser ego-céntrico encubre el odio a sí mismo. Estar centrado revela el verdadero amor a nosotros mismos. Cuando estamos centramos estamos enfocados en nuestro propio Poder Superior y en nuestro más alto yo espiritual. Estamos conscientes de nuestra verdadera naturaleza, y no permitimos que nuestras decisiones sean determinadas ni por otros ni por nuestro ego.”
Qué importante es ser capaces de centrarnos. Ya lo comentábamos en otro de estos episodios. A veces nuestro centro está en el otro, y todo nuestro mundo gira en torno a nuestra pareja, y nos olvidamos a nosotros mismos. Olvidamos nuestros propios intereses, nuestros propios hábitos, hasta nuestros propios amigos! Y adoptamos los del otro. Es fundamental recordar centrarse, no perder la identidad por el sólo hecho de estar en pareja. Y no sentirse culpable o egoísta por eso, que también pasa. Pero el centrarse también tiene que ver con ser responsables de nuestros propios sentimientos. Si estamos centrados, nunca más podremos decir cosas como “me haces sentir mal” o “me atacas” o “me heriste”, porque desde nuestro centro podremos ver que el otro se salió del suyo y no nos sentiremos vulnerados, no engancharemos con la emoción del otro, no reaccionaremos en el mismo plano. Sólo desde nuestro propio centro, podemos amar y entregarnos sanamente y recibir amor y entrega del otro también.
El siguiente punto es “Elige tus sentimientos: A veces, cuando nos sentimos, preocupados, tristes, o enojados, puede ser difícil creer que realmente estamos decidiendo sentirnos de esa manera. Puede parecer que otros crearon esos sentimientos en nosotros. Pero nosotros podemos elegir desligarnos de los sentimientos y comportamientos de otras personas. Cuando entendemos que sus pensamientos, sentimientos, decisiones y acciones son de ellos y no nuestras, podemos hacer espacio para las nuestras. Podemos escuchar sin involucrarnos en los problemas de otras personas. Podemos entrenarnos para la acción en lugar de para la reacción. Cuando nos desligamos, todos nuestros sentimientos vendrán de nuestro verdadero ser interior, no de las respuestas a todo lo que está fuera de nosotros. Está bien sentir enojo o tristeza a veces, si es que estos son NUESTROS sentimientos. Pero también podemos permitirnos a nosotros mismos sentir amor, perdón, paz, y serenidad si aprendemos a desligarnos.”
Bueno, es parecido a lo que mencionaba antes. Pero además muchas veces nos pasa y lo digo porque a mí también me pas,a que hacemos nuestras las emociones y pensamientos de nuestra pareja, o a veces de nuestros padres, o de nuestro mejor amigo o amiga. Y por lo general nos pasa cuando esta persona esta con problemas. Hacemos nuestras sus alegrías, pero sobretodo sus problemas, sus rabias, sus penas, sus frustraciones. Como que sentimos que solidarizamos de esa manera. O tal vez sentimos que no podemos estar felices por ejemplo si nuestra pareja tuvo problemas en el trabajo. Y claro, tal vez no vamos a andar bailando por los pasillos, pero no ayudamos en nada al deprimirnos o hacer nuestros los problemas del otro. Esto no tiene que ver con la empatía, la empatía es deseable y tiene que ver con entender al otro, con ponerse en su lugar y comprender por que se siente como se siente, pero no tiene que ver con hacer nuestros los problemas de nuestra pareja. Nosotros podemos elegir nuestros propios sentimientos y hacernos responsables por ellos. Los otros no nos hacen sentir mal, nosotros les damos permismo para hacerlo, por lo tanto es nuestra elección, como dice Eleanor Roosevelt “Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”, ni triste, ni enojada, ni frustrado, ni nada! Y tampoco le aportamos nada al otro al hacer nuestros sus sentimientos.
El último tema es “Complácete a ti mismo: Como codependientes, frecuentemente gastamos mucho de nuestro tiempo y energía tratando de complacer a otros. Pero podemos sentirnos incómodos o incluso culpables por hacer cosas para nosotros mismos. A veces incluso esperamos que otra gente se haga responsable de nuestra felicidad. Y podemos pensar que nos estamos perdiendo el lado placentero de la vida. Podemos aprender a complacernos a nosotros mismos, haciendo nuestra vida más disfrutable. Podemos tratarnos a nosotros mismos como nos gustaría que otros nos trataran. Podemos darnos regalos, como una caminata o un baño caliente. Podemos escuchar la música que nos gusta, dejar que el teléfono suene o no contestarlo, cocinar nuestra comida favorita. Podemos salir a celebrar nuestro cumpleaños o comprarnos flores. Aprender a complacernos a nosotros mismos no nos hace egoístas, nos ayuda a mantenernos sanos.”
Ya hemos hablado de esto antes, en el contexto de cuales son TUS sueños, que es lo que TU quieres para tu vida, que son como grandes metas y objetivos más macro. Pero el día a día, que haces para ti? Como te regaloneas? O haces todo el día cosas para otros? Es importante demostrarse amor a uno mismo y además no es tan difícil. La tarea para esta semana va a ser hacer 1 cosa cada día que sea para ti, algo que tú quieres hacer. Puede ser salir a caminar, a vitrinear, arrendar o ir a ver una película pero la que tú quieres, no la que tu pareja quiera, ir a que te den un masaje, cocinarte o comprarte algo rico de comer, lo que sea! Ojalá no sea todos los días algo de comida eso sí!
En resumen para redondear estas 3 partes de Aprender a poner límites, necesitamos empezar a revisar nuestras relaciones cuanto antes para detectar donde podemos estar manifestando alguno de estos comportamientos que hemos comentado, el primer paso es tomar conciencia de esto. Luego podemos trabajar en sanarlas para que así podamos disfrutarlas el resto de nuestras vidas.
Bueno, este episodio se hizo un poco más largo así que ahora me voy a ir despidiendo. Antes les cuento que estoy viajando a Alemania esta semana por trabajo, así que puede ser que me demore un poco en actualizar el blog. Creo que sí voy alcanzar a grabar el podcast así que les recomiendo que lo escuchen si es que no alcanzo a actualizar acá. Pueden escrbirme a la rutadelavida@gmail.com o acá mismo en el blog, comentarios, sugerencias de temas, saludos, etc. También pueden dejar reviews en iTunes si así lo desean. Cuento con ustedes para que me recomienden si les gusta el blog o el podcast.
Ahora los dejo, les deseo un espectacular resto de lunes, una excelente semana, y para ustedes y para mí, un buen viaje!!!

2 comentarios:

  1. Hola soy Francisco de Ecuador.

    Un saludo, me sirve mucho lo que escribiste, gracias y que tengas mucha fuerza y suerte en lo que hagas en la vida

    ResponderEliminar
  2. Hola Francisco, muchas gracias por tu comentario. Bienvenido a este espacio (o:

    Cariños,
    Carola

    ResponderEliminar