miércoles, 25 de marzo de 2009

Ep 18: Aprender a poner límites (Parte 1)

El tema de hoy me llegó por una necesidad personal. La verdad que el tema de fijar límites, me viene siguiendo hace tiempo. La semana pasada justo le estaba comentando esto a una amiga y metió la mano a su cartera y sacó un pequeño librito que se llama “Setting Boundaries” de Veronica Ray, publicado por Hazelden. Yo no creo en las coincidencias, todo pasa por alguna razón y creo que el librito que me regaló mi amiga me llegó justo en el momento adecuado. Hay hartas ideas en ese librito tan chiquiito que quiero compartir así que voy a ir de a poco y en este episodio sólo comentaré 3 de ellas.
No sé si lo que voy a hacer acá es legal en términos de derecho de autor, pero como mi compromiso es compartir con ustedes lo que yo voy encontrando, voy a transcribir igual algunos pasajes de este librito traducidos por mí. De todos modos cité la fuente así al menos estoy acreditando al autor original.
Acerca de las Relaciones, Veronica Ray dice: “Las relaciones tienen un importante rol en nuestras vidas. Interactuamos con familiares, amigos, colegas, empleadores o empleados, vecinos, clientes y otros todos los días. A veces estas relaciones ocupan la mayor parte de nuestro tiempo y energía. Perdemos el foco en nuestro trabajo, en otros intereses y crecimiento personal. Desarrollamos comportamientos codependientes como el, control, dependencia, obsesión y cuidado de otros. Podemos aprender a tener relaciones sin dejar que éstas controlen nuestros pensamientos, conductas o elecciones. Las relaciones sanas no toman el control de nuestras vidas sino que proveen oportunidades para que aprendamos y enseñemos. No determinan quienes somos, sino que nos ayudan a descubrir nuestro verdadero ser.”
Piensa en esto último un momento… Cuántas veces tratamos de cambiar al otro para que no nos haga quedar mal. A veces se da que esta la forma de vestir le queremos cambiar a nuestra pareja, a nuestros padres…de alguna manera nos identificamos con nuestras relaciones, pero éstas no determinan quienes somos!
Hoy estaba revisando El Poder del Ahora de Eckart Tolle, y en el capítulo de las relaciones dice algo así como que si uno enfocara las relaciones (en especial las de pareja) como una oportunidad para crecer, para aumentar su conciencia, y no como un vehículo hacia la felicidad, la relación sería mucho mejor. Porque uno no estaría esperando que el otro lo haga feliz a uno, sino que estarían ambos en un camino, en un laboratorio, ayudándose mutuamente a ejercitar el amor, la paciencia, la aceptación, el perdón. La oportunidad que te da el otro al estar en una relación contigo es un verdadero regalo. Es una relación donde como en la vida, ambos son maestros y ambos son estudiantes.
Sobre la dependencia: “Dependencia: cuando nos sentimos cercanos a alguien, podemos creer que los necesitamos para nuestra felicidad. Tememos perderlos porque pensamos que nuestro bienestar depende de esa relación. Nuestro miedo nos puede hacer comportarnos de maneras que creemos que van a asegurar que esa otra persona se quede con nosotros. Podemos enfocar toda nuestra atención en complacerlos. Podemos renunciar a nuestras propias opiniones, elecciones, deseos y necesidades. Puede ser que entremos en pánico cada vez que estamos lejos de esta persona. Es posible que confundamos este tipo de dependencia, con amor. Podemos incluso creer que esta desesperada necesidad es prueba de amor. Pero el amor saludable, maduro no nos hace menos de lo que somos individualmente. El amor maduro mejora quienes somos y cómo somos ya en este momento. Nuestra felicidad nunca puede venir de otra persona. Viene de cuidar de nosotros mismos, aceptar la realidad y permitirnos crecer.”
Uf… para serles sincera, yo me sentí bien tocada con este párrafo. La verdad es que muchas veces me he sentido así, y ahora me estoy dando cuenta de que las relaciones de dependencia no son para nada sanas! Siempre se dice que para amar a otros primero uno debe amarse uno mismo, y yo pensaba que estaban equivocados que si se podía amar mucho a otros sin necesariamente amarse tanto uno, pero la verdad es que no es un “amor” saludable. Se generan relaciones tóxicas en las que tarde o temprano explota el drama. Si generas este tipo de dependencia, puede ser que te empieces a sentir usado(a), tarde o temprano vas a sentir que la relación no está equilibrada, que tu estás dando mucho más.
Incluso, puede que sientas que es injusto. Pero nadie más te puso en esa situación si no tú! A mí me pasaba que estaba tan volcada en la otra persona que sentía casi físicamente como mi centro de gravedad no estaba en mí misma, para complacer a la otra persona, podía adoptar sus amigos, sus gustos, costumbres… Pero con el tiempo, los años, la experiencia, me he dado cuenta que sí es cierto, que para amar “bien” a otros, es necesario amarse uno, respetarse uno, estar centrado en uno mismo. Desde ahí se puede entregar todo el amor del mundo, por que amándose uno, puede entregar amor sin sentir que pierde algo.
•Sobre la “Posesividad: Nadie puede nunca poseer a otra persona, pero a veces, podemos sentir como si esto fuera posible. Podemos sentir que tenemos que controlar a alguien porque lo amamos. Podemos creer que, si ellos nos aman, entonces debieran pasar todo su tiempo con nosotros y renunciar a otras amistades e intereses. La posesividad significa que no aceptamos la individualidad de la otra persona. Por miedo a ser abandonados y desconfianza hacia otros, nos sentimos amenazados por sus otras relaciones o intereses. No creemos que van a volver a nosotros después de que hemos estado separados, o pensamos que van a encontrar a alguien que les gusta más si miran a su alrededor. Podemos dejar atrás la posesividad cuando aceptamos la responsabilidad por nuestro propio bienestar. Nos daremos cuenta de que somos íntegros y completos en nosotros mismos, listos para amar a otros sin necesidad de poseerlos.”
La posesividad a mi modo de ver tiene mucho que ver con la inseguridad, con la baja autoestima y con la sensación de que no nos bastamos con nosotros mismos para estar bien. Pero la si logramos asumir que estar bien es nuestra responsabilidad y que no necesitamos de nadie para estar felices, podemos empezar a “disfrutar” al otro en lugar de “necesitarlo”. Por otro lado, no es justo para el otro ser humano que yo le entregue esta tremenda carga, el “no puedo vivir sin ti” o “ te necesito” también son formas de querer controlar al otro, pero desde el rol de la víctima. Y si la otra persona tampoco está bien centrada, puede enganchar con la satisfacción que le da ser necesitado de esa manera, pero como se puede imaginar, en el mediano o largo plazo, esa relación va a reventar, porque no es sana.

Ahora los dejo hasta el próximo episodio, con la terea de observar sus relaciones y sus comportamientos para poder corregir a tiempo y construir relaciones saludables… como siempre les deseo un buen viaje!

4 comentarios:

  1. Hola otra vez, mi nombre es Santiago y ya llevo un tiempo leyendo este blog. El tema de hoy me llega muchísimo por el tema de mi pareja principalmente, bueno yo ya había hecho un comentario en un tema anterior que si mal no recuerdo se llamaba soltar la soga y recordando yo escribí que hay veces que hay sogas que uno no quiere soltar…bueno ahora pienso lo mismo pero esta lectura me ayuda para darme cuenta de que como bien dice Carola uno debe aprender amarse a uno mismo para poder entregarse completamente otra persona yo en estos momentos estoy pasando por momentos difíciles con mi actual pareja y creo que es tiempo de distanciarnos y no porque yo la dejara de amar si no porque me he dado cuenta de que es tan importante en mi vida que se merece o mejor dicho nos merecemos estar bien con nosotros mismos para correspondernos de una manera sana, de recuperar la confianza y recuperar lo que alguna vez tuvimos pero tanto la rutina, celos, y el querer estar siempre juntos nos termino separando. Espero que cuando ambos superemos esas trabas podamos volver a reencontrarnos y poder amarnos de una mejor manera yo por estos días intento conservar su amistad pero no pierdo la esperanza que volvamos y nos amamos como ambos nos merecemos…
    Ojala ella pudiera leer esto y saber que aun la amo pero ese mismo sentimiento me hace tomar la decisión de sepáranos para que en un futuro, espero que cercanos podamos estar juntos y empezar desde cero, sin miedos restricciones que durante nuestra relación los dos nos colocamos pero que finalmente no nos dejaban ser como realmente somos y no nos dejaban aceptarnos con lo bueno y malo como debiera ser.
    Saludos a los lectores y a la escritora de este blog.
    S.G.

    ResponderEliminar
  2. me intersa muchoo ese libro como puedo conseguirlo soy de argentina..ayudame ..soledad!

    ResponderEliminar
  3. quisiera conseguis este libro.. tenes idea donde puedo hacerlo ..o hay alguna forma q lo publiques o lo escanees ? me seria de demasiada ayuda estoy pasando x un muy mal momento.. ayudame por favor!sole!

    ResponderEliminar
  4. Hola Sole! Gracias por escribir.

    La verdad es que este librito me lo regalo una amiga en Estados Unidos (esta en ingles) y no se donde lo compro...

    Busque en amazon y encontre algunos titulos que te pueden servir, los voy a poner en la columna que esta aca en el blog a mano derecha.

    Si quieres mandame un mail a larutadelavida@gmail.com con tu direccion y veo si te lo puedo fotocopiar y enviar por correo.

    Saludos!

    ResponderEliminar