miércoles, 4 de marzo de 2009

Ep 13: Ocuparse v/s Preocuparse

Bueno como les he comentado anteriormente, esto lo hago para ustedes y para mi, porque al igual que a todo el mundo, a mi a veces se me olvida lo que aprendo, si no lo incorporo a mis rutinas a mi comportamiento y justamente en este momento particular necesito repasar el tema de hoy, que es... Ocuparse v/s Preocuparse.
Yo sé que todos hemos escuchado esta dicotomía más de alguna vez, pero creo que siempre es bueno estarlo recordando. Porque los seres humanos tenemos esa tendencia a vivir en el futuro a querer adelantarnos, a no vivir en el presente, que es lo único real. Tenemos una tendencia de PRE-OCUPARNOS, que en realidad si lo pensamos bien, tambien es una mentira! Porque no podemos ocuparnos previamente de algo que aun no ha pasado, y si pudieramos, bueno, nos estaríamos ocupando… que es lo que debemos hacer.Este tema me toca en lo personal en estos días.
Yo no les he contado aún mucho de mí pero de a poco puedo ir contando algunas cosas y ahora quiero compartir con ustedes la situación en la que me encuentro.Yo no me considero una persona así deportista. Me gusta hacer ejericio y llevo una vida bastante sana, para los que me conocen. Me preocupo de una buena alimentación, de mi salud mental y espiritual y de hacer ejercicio regularmente. Se podria decir que soy una deportista de gimnasio. Y siempre he tenido la visión de mi de que no soy buena para los deportes.Pero, en este camino, en esta ruta que es la vida, me he dado cuenta que uno se va poniendo etiquetas, que lo van limitando en las posibilidades de realizarse, de hacer cosas, de experimentar la vida. A veces las etiquetas se las pone uno o a veces se las pone el medio, los papas, el colegio, la sociedad. Los tipicos no se puede, asi es como son las cosas, o no soy bueno para tal o cual cosa. Ya pero no les quiero dar la lata con esto. El punto es que este año, me puse como desafío correr una maratón, que para los que no saben, son 42km. Aprovecho de declarar esta meta acá delante de ustedes porque como hablamos en un episodio anterior, una buena forma de comprometerse a hacer algo es declarándolo.
Yo a lo más he participado en las corridas de 10k y por lo general llego última. Pero esta vez me quiero tomar el desafío más en serio y lo primero que hice fue ir al médico, a un traumatólogo para hacerme un chequeo completo, antes de empezar a entrenar. El médico me pidió hartos exámenes, hartos tests y bueno, ya me los hice todos y el jueves, es decir mañana, tengo hora de nuevo para que me revise los resultados. La cosa es que algunos de los examenes no salieron super super bien. La cintigrafía osea, que es un examen que muestra los huesos y las articulaciones, muestra inflamación en ambas caderas, el electrocardiograma muestra tb una anormalidad y la radiografía muestra una discopatía en una vertebra.Estos resultados los recibí entre el viernes y el sabado recien pasados y no voy a saber hasta mañana que tan grave son esas cosas. Para que les voy a mentir. El fin de semana me fui al piso, super deprimida, porque claro, yo trato de llevar una vida bastante saludable y aca me veo enfrentada a la situación de que no sé si el médico me va a dar permiso para entrenar para la maratón y es algo que realmente quiero hacer. Bueno, gracias a Dios, mi súper hermano vino a mi rescate y me ayudó a darme cuenta de que no saco nada con pre-ocuparme. En este momento no tengo idea de qué tan malo es lo que tengo. No gano nada con sufrir por adelantado por algo que no sé qué va a ser! Por último, mañana jueves, cuando ya sepa realmente que es lo que pasa, eventualmente puedo sufrir un poco y despues ver como me las arreglo. Pero hoy, ayer, antes de ayer, el fin de semana… gracias a Dios, tuve la ayuda y la conciencia para darme cuenta de que me estaba adelantando, me estaba pre ocupando y de que es lo más inútil que podía hacer.Y lo peor de todo es que por estar sufriendo por anticipado una situación que aún no ocurre (suena harto loco en realidad) me puedo estar perdiendo el ahora. El momento actual. La vida esta hecha de momentos y nosotros hacemos que cada momento cuente para que al sumarlos sean la vida de nuestros sueños.
Cuáles son tus examenes alterados, cuáles son las cosas que te están haciendo a ti perderte el momento. Qué falsas tragedias futuras, te están haciendo desviar tu atención, desperdiciar tu energía? Tal vez estás preocupado de que no vayas a perder tu trabajo, de que no te vayas a enfermar, de que a tus hijos no les vaya a ir mal en el colegio.En lo que uno se enfoca, eso se expande, y muchas veces terminas con profecias autocumplidas, que refuerzan tu creencia en tu capacidad de profetizar la calamidad… es un círculo vicioso. Rompelo! Ocupate de lo que puedes ocuparte en este momento. Solo de eso. Del resto te ocuparas cuando llegue el momento. No desperdicies energías en angustiarte, porque estamos claros que no solucionas nada, por futuros eventuales que aun no llegan. Enfócate en lo positivo, en lo que puedes hacer ahora. Eckhart Tolle, en su libro el Poder del Ahora dice que frente a una situación conflictiva tienes 3 opciones: cambiarla, removerte de ella, o aceptarla total y completamente. Que fácil! Cambiarla, es ahora… removerte, es ahora, y aceptarla es ahora. No hay más opciones.
Mira para ir terminando, voy darte algunos datos que encontré en internet que una encuesta que hiceron a la gente para saber que problemas los aquejaban: El 40% de las preocupaciones nunca ocurrirán, estadísticamente hablando. El 30% se refieren a decisiones pasadas que ya no pueden ser alteradas. Un 12% se centra en críticas, principalmente falsas, hechas por personas que se sienten inferiores. 10% conciernen a mi salud, que empeora mientras me preocupo. Y tan solo un 8% son "legítimas". Porque la vida tiene problemas reales, que pueden ser afrontados una vez que he eliminado las preocupaciones superfluas.Disfruta la vida, goza, no te preocupes, ocúpate!

No hay comentarios:

Publicar un comentario