martes, 16 de junio de 2009

Ep 40: Tu Eres tu Historia

En este episodio, el tema es tu historia y cómo tu historia, y no sólo la tuya, sino que la de tus antepasados te ha llevado a ser quien eres hoy y a estar donde estás hoy.


Muchas veces, sobre todo hoy en día, tendemos a desestimar nuestra historia y no valoramos todo el camino recorrido para llegar adonde estamos, si es que estamos en un lugar/situación que nos gusta, o si estamos en un lugar /situación que no nos gusta, no asumimos que hubo una cadena de eventos que llevaron a que esa situación se diera. Pareciera ser que en este último caso, es más fácil atribuirle tu situación a la mala suerte. Y lo otro que ocurre es que cuando vemos que otros tienen éxito, o están en una posición que a nosotros nos gusta o que encontramos favorable, también se lo atribuimos a la suerte. “Que suerte tiene Rodrigo de haber encontrado ese trabajo!”, “y qué mala suerte tengo yo de estar en este trabajo que no me gusta…”


Pero si pudiéramos viajar en el tiempo, es muy probable que vieramos que Rodrigo a los 10 años llega del colegio y hace de inmediato sus tareas, y solo después que termina todo sale a jugar. En la universidad podríamos verlo quedándose en la biblioteca más tarde que el resto de nosotros, estudiando a conciencia, tratando de aprender lo más que puede de todo lo que le interesa. Es muy probable que Rodrigo haya trabajado muy duro para lograr estar en la posición en que se encuentra hoy en día.

Sí, la suerte ayuda, pero hay que reconocer el mérito propio en lo cerca o lejos que estemos de nuestra vida ideal. Hay un dicho que dice: “se requieren 20 años de trabajo duro para lograr el éxito de la noche a la mañana”.


Y no sólo el mérito propio. Cuando decimos que somos nuestra historia, eso también incluye a nuestros antepasados y a nuestros amigos más cercanos. No somos islas, nos debemos lo que somos mutuamente y a nuestras historias.


No sé si ustedes que están escuchando habrán visto el video o escuchado el discurso de Steve Jobs, en Stanford. Si no lo han hecho, les recomiendo que lo hagan (http://www.youtube.com/watch?v=Hd_ptbiPoXM). Una de las partes del discurso se titula “Connecting the Dots” o “Conectando los puntos”. Él habla ahí, entre otras cosas, de cómo uno puede darle perspectiva a los hecho de su vida (e incluso de la vida de sus padres y antepasados) y a posteriori, conectar los puntos que lo llevan a uno a estar donde está. El dice “…No pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo – su instinto, su destino, su vida, su karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho la diferencia en mi vida.”


No me gusta tanto dar ejemplos muy personales, porque todas las historias son diferentes y cada uno de nosotros tiene que conectar sus propios puntos, pero pienso que puede ser útil contar algunas cosas de mis propios puntos. Yo soy originalmente de una ciudad pequeña en el norte de Chile, casi en la frontera con Perú, que se llama Arica. Mis padres son ambos, la primera generación con estudios universitarios en sus respectivas familias. Cuando yo tenía como 1 año, mi papá se ganó una beca para ir a estudiar un Master en Administración de Negocios en Caracas, por lo que mi mamá tuvo que renunciar a su trabajo y nos fuimos los tres. Dado que mi mamá tenía bastante tiempo para dedicarme, yo aprendí a leer a muy temprana edad, incluso antes de entrar al jardín infantil. Gracias a que aprendí a leer pequeña, me pusieron en un Colegio Alemán para que al menos aprendiera un idioma (no tengo antepasados alemanes ni nada de eso). Era un colegio muy chikito por lo que prácticamente me beneficié de clases particulares los primeros 8 años de colegio y además dado que aprendí alemán desde pequeña, casi no necesité clases para aprender inglés, ya que son bien parecidos. Si no supiera inglés yo creo que no estaría haciendo este podcast, ya que no habría accedido a toda la información, los libros, las comunidades que me han incentivado a hacer esto hoy. Además hace 7 años, tomé un curso de locución y me di cuenta que me encanta hacer esto, comunicarme a través de la voz.


Estoy simplificando bastante la historia, pero ya tienen la idea, si miras tu pasado, hazlo ahora, conecta tus propios puntos y date cuenta de que tu posición hoy, tu vida, tus circunstancias, ya sea que te gusten o no, que estén más cerca o más lejos de tu sueño, se deben, más que a la suerte a decisiones que has tomado tú y también tus antepasados; y yo creo que es importante dar gracias y asumir la responsabilidad por estar donde estamos.

Lo importante es reconocer que no estamos solos en el mundo, que nuestro éxito no es mérito sólo nuestro o nuestro fracaso no es sólo culpa de otros, o de nuestras circunstancias. Todos influimos en el éxito o fracaso de quienes están a nuestro alrededor y mientras más éxito haya a tu alrededor más probable es que tú también lo tengas. Esto va contra la idea de que mientras a los demás les vaya mal a ti te va a ir mejor… y corre para personas, pero tb para comunidades y hasta países. Jack Canfield dice: “Eres el promedio de tus 5 personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo.” Por lo que si te rodeas de gente exitosa, tu serás exitoso también y podrás agradecer a ellos también por tu éxito.


Por eso Deepak Chopra dice: “En realidad, la manera más fácil de obtener lo que deseamos es ayudar a los demás a conseguir lo que ellos desean. Este principio funciona igualmente bien para las personas, las empresas, las sociedades y las naciones. Si deseamos recibir el beneficio de todas las cosas buenas de la vida, aprendamos a desearle en silencio a todo el mundo todas las cosas buenas de la vida.”


La invitación de este episodio es a hacerte cargo de tu historia y de tus circunstancias. Por un lado, mirar para atrás, conectar los puntos y dar gracias porque muchas veces te has visto beneficiado por situaciones ajenas a ti, tus antepasados, tus amigos, tus circunstancias te han beneficiado en maneras que tal vez solo ahora puedes reconocer. Y por otro lado, la invitación también es a darte cuenta de que tu entorno y tus circunstancias actuales, construyen quien tu eres, y hoy tu tienes el poder de tomar las decisiones al respecto: “Eres el promedio de tus 5 personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo.”, elige bien.

Por ahora me despido entonces, el mail ya lo sabes, larutadelavida@gmail.com, construye hoy la historia que quieres contar en el futuro, un abrazo, y buen viaje!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario