viernes, 17 de julio de 2009

Ep 44: Cultivar la Autodisciplina

En esta oportunidad quiero comentar una cualidad que creo que en estos tiempos no se cultiva mucho, que es la disciplina, o más específicamente, la autodisciplina.

Según Wikipedia, la Autodisciplina se refiere al entrenamiento que uno se da a uno mismo para ser capaz de ejecutar una cierta tarea o para adoptar un patrón de comportamiento en particular, aún cuando uno preferiría en realidad estar haciendo algo diferente. Por ejemplo, forzarse a uno mismo a aprender algo nuevo, que va a mejorar su calidad de vida en el futuro, pero que en el presente resulta molesto, incómodo, cansador, etc. De esta manera, la autodisciplina es el triunfo de la fuerza de voluntad sobre deseos más básicos, y usualmente se entiende como sinónimo de autocontrol.

La autodisciplina es en cierta medida un sustituto para la motivación, cuando uno utiliza la razón para determinar un mejor curso de acción que se opone a sus deseos en ese momento. El ideal es que nuestras motivaciones estén alineadas con lo que nuestra razón nos dice que es lo mejor: es decir, hacer lo que sabemos que es lo mejor y hacerlo genuinamente motivados y contentos, por ejemplo, dejar de fumar, porque sabemos que es lo mejor para nuestra salud y para nuestra familia, y estar contentos por dar este paso en beneficio de todos. Pero en la práctica, esto no ocurre con la frecuencia que sería ideal. Puede ocurrir en estos casos, que tengamos que hacer uso de la autodisciplina para hacer lo que sabemos (racionalmente) que es mejor, pero nuestra motivación no nos acompaña.

La mala noticia, es que si no tienes autodisciplina, es muy difícil que logres materializar la vida de tus sueños; es más, es muy poco probable que logres cualquier cosa que quieras. Por que digo esto, que parece tan duro, tan poco esperanzador? Porque sobre todo hoy en día, vivimos en una cultura de gratificación instantánea, queremos obtener todo lo que queremos ahora, que no nos cueste trabajo. Nos cuesta ver la relación entre el esfuerzo necesario para lograr algo y la gratificación de lograrlo luego de haber trabajado por ello.

La publicidad ha jugado un rol importante en esto, en vendernos la idea de que no se requiere esfuerzo para lograr algo. Acá en Chile había una publicidad hace un tiempo de un crédito de consumo que daba un banco y el slogan era “Lo quieres, lo tienes!”. Yo, como he comentado otras veces, creo firmemente en que uno puede lograr todo lo que quiere, pero hay que estar dispuesto a dar el propio esfuerzo. Yo creo que no existe nada que un ser humano no pueda lograr, qué está dispuesto a hacer por lograrlo es lo que va a hacer la diferencia, y lamentablemente mucha gente hoy en día no está dispuesta a hacer mucho por lograr sus sueños. Ya sea porque creen que no pueden, alguien cercano les dice que no pueden, o porque están atrapados en el día a día, en el torbellino de la rutina que no les permite tomar el control de sus propias vidas.
También es lo que encuentro que le falta a “El Secreto”. Aún no lo leo (está en mi lista de próximos libros a leer), pero he visto partes de la película. Por favor corríjanme si estoy equivocada, pero me da la impresión que se enfatiza demasiado el pensar y atraer con el pensamiento lo que uno quiere en su vida y se descuida un poco el paso intermedio de tomar acción y hacer lo que se necesita para lograr lo que uno quiere. Por favor si estoy equivocada, mándenme un mail a larutadelavida@gmail.com.

Bueno, como decía, sin autodisciplina, es muy difícil avanzar en el rumbo que queremos darle a nuestra vida, a no ser de que seamos muy evolucionados y naturalmente tendamos a hacer lo que sabemos racionalmente que es lo mejor. No estoy diciendo que sea imposible que esto pase, pero creo que es mucho más raro.
Pero la buena noticia es que, cuando usas la autodisciplina para lograr algo, para cambiar un comportamiento o algo así, no necesitas usarla para siempre, porque luego de un tiempo, ya ese nuevo comportamiento se hace parte de ti, y llega un momento en que ya no necesitas la autodisciplina para hacer lo que racionalmente sabes que es mejor. Tu motivación se alinea con tu razón. Esto significa que no necesitas “sufrir“ mucho tiempo, usando la autodisciplina para hacer algo que en realidad no quieres hacer, pero que sabes (racionalmente) que tiene beneficios que sí quieres obtener.
Esto es súper claro cuando alguien lleva mucho tiempo sin hacer ejercicio físico y de pronto comienza un plan de ejercicios. Al prinicipio cuesta mucho romper la inercia. El cuerpo no quiere, se resiste, se resiente.

A pesar de que racionalmente sabemos los muchos beneficios de ejercitarse, es más inmediata la gratificación de quedarse en casa, viendo televisión, descansando, o de salir a juntarse con amigos, o cualquier cosa que nos de bienestar inmediato, que perseverar en el plan y en un par de semanas comenzar recién a ver los beneficios de todo nuestro esfuerzo. Es necesaria una dosis grande de autodisciplina para romper la inercia, pero con el correr de los días ya algo empieza a cambiar. Nos empezamos a sentir mejor, más relajados, pero con más energía, tal vez perdemos peso que teníamos demás, nos vemos mejor, nos sentimos mejor, tal vez recibimos comentarios favorables de otras personas y de pronto, ya no es necesaria la autodisciplina para cumplir con el programa, la motivación ya está alineada.

Por ejemplo, cuando yo era niña, no me gustaban las legumbres, tampoco comía nada verde. Pero después cuando comencé a entender todos los beneficios para mi salud que tenían esos alimentos, empecé a comerlos igual (autodisciplina) y con el tiempo empecé a encontrarlos ricos, y ahora son parte fundamental de mi alimentación y ya no requiere esfuerzo para mí comerlos, porque me gustan mucho. Lo mismo pero al revés me pasó con el azúcar. De niña me gustaba todo MUY DULCE. Escuchaba a algunos adultos a veces decir que algo estaba “demasiado dulce” y no podía entender ese concepto, no comprendía cómo algo podía estar demasiado dulce, si para mí mientras más dulce era mucho mejor!!! No había límites para lo dulce! Pero luego fui aprendiendo que el azúcar no es lo más saludable, induce a las caries, puede producir sobrepeso, a la diabetes, etc. Y con autodisciplina comencé a dejarla y ya prácticamente sólo compro azúcar para las visitas, porque yo no uso.

Ahora con mi entrenamiento para la maratón de Chicago ha sido necesaria mucha autodisciplina también. De hecho por eso se me ocurrió hacer un episodio acá con este tema. Tengo un plan de entrenamiento en que de lunes a sábado tengo que ya sea correr, diferentes distancias o hacer crosstraining que hago elíptica en el gimnasio y pesas 2 o 3 veces a la semana. Hay días en que mi mente busca miles de excusas para no hacer lo que me toca, para no salir a correr. Que si está lloviendo, que si hace frio, que si me duele una uña, que la crisis mundial… cualquier cosa! Pero hasta ahora puedo decir que he resistido y cada día se hace más fácil salir, se está transformando en un hábito y ojalá pronto deje de necesitar tanta autodisciplina… jeje

El mensaje que te quiero dejar con este episodio es el darte cuenta de que para lograr tus sueños, para alcanzar tus metas, a veces tienes que hacer cosas que tal vez no tienes ganas de hacer en el momento, que aunque sabes racionalmente que son necesarias y que traen un beneficio mayor, es difícil hacerlas, porque cansan, porque prefieres ver TV, o salir, o lo que sea que prefieras hacer. Se necesitan a veces pequeños (o grandes) sacrificios para llegar adonde queremos llegar. Siempre es más fácil comenzar la dieta el próximo lunes, o hacer ejercicios otro día, o tomar esas clases “más adelante”, o empezar a ahorrar el próximo mes. Está bien disfrutar el momento, pero hay que balancear eso con la inversión que también tenemos que hacer para nuestro futuro.

Estos sacrificios que hacemos hoy para lograr algo más grande luego son un mensaje muy potente hacia el universo, hacia los demás y hacia nosotros mismos, de que somos serios en lo que queremos, de que nuestros objetivos son serios, de que nada nos impedirá lograrlos, de lo que somos capaces de hacer por lograr vivir la vida de nuestros sueños.

Antes de despedirme les recuerdo que me pueden escribir al mail larutadelavida@gmail.com, por favor sigan escribiendo, me motiva mucho recibir mails de todos ustedes. También pueden dejar comentarios acá en el blog.

Bueno, ahora si me voy, te invito a cultivar tu autodisciplina, que tengas un excelente día, cuidate mucho, sé feliz, y buen viaje!

9 comentarios:

  1. muy bueno tu texto... realmente motivador y espero que la autodisciplina me ayude a superar unos problemas que tengo por ahi... salu2 y muchas gracias!!

    att.
    Vicente

    ResponderEliminar
  2. Hola Vicente!
    Me alegro que te haya gustado este texto, para mí la Autodisciplina es un temón! Creo que es una de las claves para el éxito en cualquier aspecto de la vida! Éxito en tus desafíos y acá estamos para lo que necesites... (o;

    ResponderEliminar
  3. holaaaaaaaaa!!
    yo estoi super emocionadaa por me gustan muchisimo todo de lo que hablass !eh estado escuchando tu grabaciones y me alludan muchooo! me doi cuenta de muchas cosas y gracias por permitirnos este espacioooooo!!
    n______n desde mexico tepic Nayarit muchsos saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola! que bueno que te ayude este espacio, esa es la idea!!! y gracias por tu comentario.. me encanta recibirlos!!!

    que tengas buena semana Nayarit!

    ResponderEliminar
  5. Hola.Soy javi desde España.Me ha parecido bonito todo lo que has escrito.Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola cielos!! Carola Fuertes desde ahora comenzare a leer un poco mas de lo q existe en ti en tu yo. Ademas q soy nueva, soy de Venezuela te agregue espero q me aceptes, prometo no ser imprudente...soy un dama tengo apenas 21 ya pronto 22, y quisiera escuchar tus grabaciones, y lo q tenga q ver con la Ruta de la Vida para alcanzar el exito y crecer como persona,deseo ser una lider en todo, pero tengo muchas cosas q cambiar...me gustaria q me ayudaras son pequeños detalles..bye bye att: Ninoska S

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por tu comentario Ninoska!

    Acá estamos para servirte en todo lo que se pueda.

    Cariños!

    Carola

    ResponderEliminar
  8. Gracias Javi tambien por dejar tu comentario! y bienvenidos tambien a este espacio (o:

    Carola

    ResponderEliminar
  9. SOBRE EL SECRETO. LO HE VISTO Y LEIDO. HABLA DE COMO ESTAR BIEN CON UNO MISMO DESDE EL PUNTO DE VISTA ANÍMICO. DE VIVIR LA VIDA CON GUSTO Y PROCURARNOS LA FELICIDAD EN LOS SUEÑOS QUE ABRIGAMOS Y EN LAS COSAS SENCILLAS. ES MUY RELAJANTE PORQUE TE LIBERA DE CULPAS Y NEGATIVISMO. LA AUTODISCIPLINA SEGÚN LA PEDAGOGÍA MODERNA NO ES MÁS QUE LA FORMA EN QUE NOS AUTOREPRIMIMOS Y NO DEBE SER TAN ELOGIADA PORQUE PREDISPONE A LA PERSONA A LA SUMISIÓN EXTERNA. EL MEOLLO DEL ASUNTO ES APRENDER A DISCIPLINARSE CON AMOR, CON ANIMO POSITIVO, CON CARIÑO POR UNO MISMO PODEMOS ALENTARNOS A CONSEGUIR NUESTRAS METAS. SER CONSCIENTES DE NUESTROS ACTOS NO SIGNIFICA AUTOREPRESIÓN.

    ResponderEliminar