jueves, 20 de agosto de 2009

Ep 50: Bienvenido al Mundo, Bienvenido a la Vida!!!

El tema de hoy es Bienvenido al Mundo, Bienvenido a la Vida!!! La idea es disfrutar y aprovechar las experiencias que nos da la vida. Ser conscientes de ellas, de que cada una de ellas es un regalo, que nos permite tal vez vivir una emoción nueva, o una emoción antigua y agradable, o que nos regala una reflexión, o experimentar la belleza, la simplicidad, la complejidad de la naturaleza; o nos permite conocer un aspecto de alguien o de algo que nunca habíamos visto antes.

Como hemos conversado antes, acá es importante no catalogar las experiencias que nos da la vida como buenas o malas, porque en verdad no sabemos, nunca tenemos en el momento toda la información necesaria para hacer ese juicio valórico y además muchas veces es más lo que nos perjudica que lo que nos ayuda el hacerlo.

Lo primero y lo básico es ser conscientes, es darnos cuenta de las cosas que nos pasan, observar y observarnos, ser testigos de nuestra vida en realidad; y no que la vida nos pase por encima como una aplanadora mientras nosotros estamos demasiado aturdidos, o adormecidos, o embobados con la TV, o distraídos para darnos cuenta.

Para eso a veces tenemos que parar un poco. La vida de hoy es muy rápida, muy acelerada y es muy fácil dejarse llevar por esa inercia, por el ritmo de la vida diaria. Necesitamos detenernos, respirar profundo un par de veces, oxigenar nuestro cuerpo, levantar la vista y sencillamente ver a nuestro alrededor. Muchas veces miramos sin ver realmente. Necesitamos ver, notar, a la gente, las cosas, el paisaje, detenernos un poco.

No sé donde estarás en este momento, mientras escuchas la Ruta, algunos escuchan en su pieza, acostados antes de dormir, otros en el gimnasio, o en el bus o metro o auto camino al trabajo, donde sea que estés, respira profundo, otra vez, siente el aire entrando a tus pulmones, siente tu cuerpo, reconócelo. No trates de cambiar automáticamente tu postura, primero reconoce como está tu cuerpo y luego encuentra la posición que te acomode más. Levanta la vista y mira a tu alrededor, ve, nota, reconoce que hay a tu alrededor, si hay otras personas y haces contacto visual, sonríeles. Si estás al aire libre, mira y ve lo que hay, hay vegetación? Es de día, de noche? Como es el paisaje? Hay animales? hay casas? Edificios? No es asombroso lo que el hombre es capaz de construir? Que sonidos escuchas? No los catalogues como buenos o malos, como agradables o desagradables, siéntelos primero. Sientes algún olor? Como está la temperatura? Conéctate con tu entorno. Hazte presente en el momento y en el espacio en que estás justo en este momento. Trata de no pensar en lo que vas a hacer más tarde, o mañana, o en lo que debiste haber hecho más temprano, o donde debías haber estado, o lo que deberías estar haciendo ahora. Estar presente en este momento es clave para vivir la vida plenamente y para poder sacarle el máximo provecho. Ustedes saben que yo soy super fanática del slogan de Nike que dice “Just Do It”, pero a veces es necesario cambiarlo por “Just Be”, “Sólo Sé”.

No catalogues lo que ves, sientes, hueles, notas, como bueno o malo, ni ninguna otra etiqueta. Nosotros los seres humanos experimentamos el mundo y la vida a través de la interpretación que hacemos de nuestro entorno y a veces es difícil darnos cuenta de que son nuestras interpretaciones y no son características inherentes a los objetos, circunstancias, o personas. Es muy fácil creer o tener la ilusión de que el mundo allá afuera realmente es cómo nosotros lo juzgamos, pero en realidad el mundo sencillamente es, y nosotros somos quienes le damos significado. Por ejemplo, un día de lluvia, sencillamente es, y para algunas personas puede ser un día perfecto, ideal para salir a caminar y reflexionar o para disfrutar en casa comiendo algo rico y conversando junto al fuego, mientras que para otros puede ser una desgracia que arruine sus planes, deprimente, triste. Un perro simplemente es, pero para unas personas puede ser su mejor amigo, amor incondicional, compañía, juego, etc. Mientras que para otras personas puede ser miedo, peligro, amenaza.

Un viaje sencillamente es un viaje, pero puede representar para alguien un sueño cumplido, oportunidad de disfrutar, conocer, relajarse, divertirse, aprender, y para otra persona puede ser estrés, peligro, miedo de volar, cansancio, etc. Una persona es como es, y a alguien le puede parecer la persona más simpática, divertida y agradable del mundo, mientras a otra persona le puede parecer molesta, inmadura, desagradable.

El catalogar las cosas, personas, circunstancias, etc. Y ponerles etiquetas bueno, malo, lindo, feo, agradable, desagradable, rico, malo, amenazante, etc, es algo muy personal, que habla más de nosotros mismos que de lo que creemos que estamos hablando. Si bien el hacer esto es natural y parece inevitable, no lo es, podemos controlarlo. Por qué queremos controlarlo?




La manera en que catalogamos nuestro entorno, configura el mundo en que vivimos. El mundo allá afuera es simplemente… pero nuestra interpretación de él configura y limita o habilita las experiencias posibles para nosotros en el mundo. Si creemos que un viaje es peligroso, es poco probable que lleguemos a tener esa experiencia, si creemos que un perro es una amenaza, no llegaremos a tener la oportunidad de convivir y relacionarnos con un perro, si creemos que algo o alguien es atractivo, lo más probable es que sí logremos tener esa experiencia.




Además a veces ocurre que la interpretación o la expectativa que tenemos finalmente no coincide con la experiencia que tenemos y eso puede ser desconcertante o frustrante, o que nuestra idea preconcebida no nos permita sacar provecho o una mejor experiencia de lo que nos pasa. No esperes que las cosas pasen como tu quieres que pasen, acepta lo que pasa tal como es, y agradece la oportunidad que viene con cada vivencia. Cada vez que te encuentras con alguien, o te pasa algo, es una oportunidad para conocerte, para conocer tus formas de reaccionar, para conocer a las otras personas y sus formas de reaccionar y ampliar tu gama de experiencias posibles en el mundo.

Una vez que te has hecho consciente de este momento, que te has conectado con el presente, que estás sencillamente siendo aquí y ahora, sin juzgar lo externo a ti, puedes comenzar a diseñar nuevas vivencias para el futuro, tuyo y de quienes te rodean. Vivencias que aporten felicidad, bienestar, paz, aprendizaje, evolución, abundancia; vivencias que te acerquen cada vez más a la vida de tus sueños.

Bueno, llegamos al final de este episodio. Hace tiempo que no hago esto, pero quería pedirte, si es que te gusta este programa, este episodio, o La Ruta en general, que me recomiendes con otra gente. No sé que método usas tú, pero me han llegado preguntas de gente que ve el blog y piensan que sólo se puede bajar los episodios vía iTunes, pero esto no es así. iTunes es una forma de escuchar, otra forma es acá en el blog http://larutadelavidapodcast.blogspot.com hay un player, y estamos en varios directorios de podcasts, como ejemplo pueden ir a http://www.blubrry.com/larutadelavida/. Por favor, si creen que este podcast le puede servir a otra persona, les pido que lo recomienden. También, si pudieran darme un review en iTunes, eso le sirve a otras personas cuando están buscando un podcast, si tiene buenos reviews, los orienta para decidirse a escuchar.

Te recuerdo que si tienes cualquier pregunta, comentario, feedback, sugerencia, crítica, etc, el mail es larutadelavida@gmail.com, puedes dejar un mensaje acá en el blog, y también está twitter.com/larutadelavida
Ahora sí me voy, que tengas una súper buena semana, conéctate con el mundo, conéctate con tu vida, un abrazo y buen viaje!

No hay comentarios:

Publicar un comentario